PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Condenado a 5 años de cárcel un profesor de taekwondo por abusar sexualmente de una alumna

Durante dos clases que le impartió en su domicilio con la excusa de que debía mejorar su “expresividad”Se trata de José C., era director y profesor de un club de taekwondo acrobático en la ciudad olívica.
| | Actualizado: 21/10/2020 16:52

La Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, ha sentenciado a 5 años de prisión un profesor de taekwondo por un delito continuado de abusos sexuales a una de sus alumnas, de 15 años.

El condenado es José C., era director y profesor de un club de taekwondo acrobático de Vigo y la persona que decidía quiénes integraban los equipos y acudían a los distintos campeonatos.

El tribunal considera probado que en noviembre de 2018 este sujeto convocó a la alumna a unas «clases especiales» que tendrían lugar en su domicilio, con el pretexto de que debía mejorar su «expresividad», para progresar en la disciplina.

Dijo a los alumnos que las clases serían por parejas y que debían guardar absoluta reserva, con sus compañeros y familia, de cuanto ocurriera en las mismas, o serían excluidos de ellas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El tribunal detalla que en una esas clases, el profesor realizó tocamientos a la chica en la zona genital, y que en otra le hizo preguntas de índole sexual, sobre si había mantenido relaciones con chicos o si se masturbaba, le pidió que se sacara el sujetador y le tocó los pechos y la vagina. Todo ello, pese a que la menor le dijo que se sentía incómoda y nerviosa, destaca el tribunal.

Esta sentencia, número 221/2020, está fechada a 13 de octubre y ha sido notificada hoy.

La firman los magistrados de la Sección Quinta Luis Barrientos Monge (presidente del tribunal), Victoria Eugenia Fariña Conde (ponente) y Mercedes Pérez Martín-Esperanza. 

La resolución no es firme, contra la misma cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia.

PUBLICIDAD

En concreto, el tribunal lo ha condenado como autor criminalmente responsable de un delito continuado de abusos sexuales sobre persona menor de 16 años, con prevalimiento de situación de superioridad, a 5 años de prisión y le ha impuesto una inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio relacionado con actividades de docencia o de impartir actividades deportivas a menores durante 8 años.

Además, tendrá que indemnizar a la víctima con 6.000 euros, y no podrá acercarse o comunicarse con ella durante 8 años.

El tribunal también le ha impuesto 5 años de libertad vigilada y le ha condenado al pago de las costas causadas, incluidas las de la acusacion particular.

PUBLICIDAD

La Fiscalía pedía que se le condenara por un delito abuso sexual a menores de 16 años a cinco años de prisión y que indemnizara a la víctima con 6.000 euros, mientras que la acusación particular reclamaba 6 años de cárcel y 9 de inhabilitación especial para empleo o cargo publico, profesión y oficio relacionado con actividades de docencia o de impartir cualquier actividad deportiva, que indemnizara a la menor con 10.000 euros, y que se le prohibiera acercarse a ella y a su familia a una distancia no inferior a 500 metros, así como de comunicación durante 9 años.

La defensa pedía su absolución y señalaba que concurría la atenuante de reparación del daño por haber consignado 10.000 euros al haber sido requerido de fianza, y también la de dilaciones indebidas.

PUBLICIDAD

El tribunal ha rechazado la atenuante de dilaciones indebidas, y la de reparación del daño, porque el condenado depositó esa cantidad en concepto de fianza, pero no para pagar la eventual responsabilidad civil.

Los magistrados han otorgado credibilidad al testimonio de la víctima, y han rechazado que actuara con ánimo de perjudicar al profesor o por animadversión.

Del mismo modo, han rechazado el argumento esgrimido por la defensa de que la joven actuó inducida por algunos de sus compañeros, que tenían mala relación con el entrenador y querían vengarse de él.

PUBLICIDAD

Subraya que su versión está corroborada por elementos periféricos como las declaraciones de peritos y testigos, y que no es extraño que la menor quisiera mantener una apariencia de normalidad en su vida tras los abusos.

Asimismo, el tribunal sostiene que las preguntas de índole sexual que hizo a la menor «no tenían ninguna justificación».

Noticias relacionadas:

El Supremo condena a dos años de cárcel a un profesor por abusos sexuales a un alumno

El Supremo confirma 14 años de cárcel para un entrenador de fútbol por abuso de menores