PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Congreso rechaza despenalizar las injurias al Rey y los ultrajes a España

PSOE, PP, VOX y Cs se han opuesto a la Proposición de Ley de ERC, apoyada por PodemosA juicio de este partido independentista deberían ser consideradas como muestras de la libertad de expresión. Foto: Óscar Cañas/EP
| | Actualizado: 28/10/2020 9:30

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó ayer la Proposición de Ley (PL) presentada por ERC para despenalizar las injurias al Rey y los ultrajes a España.

Con 73 votos a favor (ERC, Unidas Podemos, JxCAT, PNV, Bildu y la CUP), 273 votos en contra (PSOE, PP, VOX, Cs, Foro, UPN) y 4 abstenciones, el Pleno se opuso a su toma en consideración.

Unidas Podemos ha lamentado que no prosperara y se ha preguntado «hasta cuándo».

El Grupo Parlamentario Republicano ha propuesto suprimir del Código Penal los artículos 490.3 y 491, que recogen los delitos de calumnias e injurias contra el Rey, su consorte y sus descendientes y usar la imagen de dichas personas para dañar el prestigio de la Corona, y el 543, sobre «las ofensas o ultrajes de palabra, por escrito o de hecho a España, a sus comunidades autónomas o a sus símbolos o emblemas».

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La diputada de ERC Carolina Telechea i Lozano ha enmarcado los actos criminalizados en el derecho a la libertad de expresión.

Ha sostenido que si estos tipos penales se mantienen es por «la sacralización de la Corona», que ha tildado de «medieval», y por los «fanáticos monárquicos», a los que ha acusado de intentar silenciar cualquier oposición.

También ha denunciado que estos delitos forman parte de «la represión el Estado español contra el republicanismo en general y contra el republicanismo catalán en particular».

«De democracia no vamos a aceptar ninguna lección y menos de ustedes», le ha replicado el diputado del PP Eloy Suárez Lamata. Además, ha acusado a ERC de dirigirse contra el Rey como símbolo de la unidad de España: «Ustedes no son antimonárquicos, ustedes son antiespañoles».

PUBLICIDAD

El ‘popular’ ha señalado que, por un lado, ERC pretende que «le salga gratis» incurrir en tales delitos porque «viven de montar numeritos quemando banderas y fotografías del Rey» y, por otro, ha atribuido la Proposición de Ley a una distracción porque «al final el escudo social ha resultado tener un agujero por el que se cuela todo».

Considera «insultante» para los españoles que el Congreso se ocupe de este tema «con la que está cayendo» por la pandemia de coronavirus.

En el mismo sentido se ha pronunciado el representante de VOX José María Sánchez García, quien se ha mostrado en contra de permitir «que sea impune injuriar al jefe de Estado y ultrajar a España», subrayando que «esto es inaceptable» en todo el mundo. «No hay nación que lo permita», ha destacado.

PUBLICIDAD

El diputado de Ciudadanos Guillermo Díaz Gómez, ha acusado a ERC de querer «legitimar una forma de violencia», y ha apuntado que no le sorprende porque «el nacionalismo siempre desemboca en violencia». «Sin ella no es nada», ha sentenciado.

La diputada socialista Isaura Leal Fernández ha dicho que no es el momento oportuno para abrir este debate porque caería «en el ámbito de la demagogia, de las interpretaciones interesadas de los malintencionados, nada deseable en tiempos en los que es necesario priorizar nuestras actuaciones para afrontar la pandemia».

PUBLICIDAD

En todo caso, ha destacado el «compromiso» de los socialistas con la defensa de la libertad de expresión «pero dentro de un límite» que ha fijado en que las palabras inciten al uso de la violencia. Ha dicho que son acciones que «deben conllevar una sanción jurídica» porque «las ofensas a las instituciones no son nada buenas», más aun cuando se trata de la jefatura del Estado cuyo «honor y reputación» hay que proteger.

Leal Fernández se ha mostrado abierta a «alcanzar grandes acuerdos y consensos para abordar las futuras reformas» para «mejorar lo que tenemos», pero ha insistido en que «es necesario tener en cuenta el criterio de oportunidad».

Por su parte, el diputado de Unidas Podemos Jaume Asens ha defendido que «ninguna institución se puede sustraer a la crítica política», argumentando que «la democracia no se manifiesta en una bandera, sino en el ejercicio de los derechos y libertades fundamentales», que ha señalado como «la única institución que debe ser sobreprotegida».

PUBLICIDAD

Asens estima que «la mayor ofensa a España es que la justicia no es igual para todo el mundo» y en este sentido ha apuntado a «los miles de republicanos que siguen en las cunetas» mientras la Fundación Francisco Franco sigue siendo legal, a la «fuga» de Juan Carlos I y a «la falta de control del gasto de la familia real cuando faltan camas en los hospitales».

Ha lamentado que esta Proposición de Ley no vaya a salir adelante, y ha lamentado igualmente que sea la segunda vez que Unidas Podemos discrepa con el PSOE en temas relativos a la monarquía. «Esperamos que la tercera se la vencida», ha manifestado, confiando en que ambos partidos puedan coincidir en un futuro en el «horizonte republicano».

«¿Cuantos varapalos desde Europa hacen falta para que se sientan interpelados a reformar?, ¿cuantos tuiteros serán amordazados?» en un país que «protege de forma irregular y excesiva a la Corona», con «privilegios por encima de la democracia», se pregunta Unidas Podemos.

Desde Bildu, la CUP, Junts y BNG han instado al resto del hemiciclo a abandonar el «borbonismo militante».

JUNTS PIDE A ERC QUE PRESIONE AL GOBIERNO

El diputado de Junts Jaume Alonso-Cuevillas ha emplazado a ERC a aprovechar sus 13 escaños para presionar al Gobierno en la negociación sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y conseguir a cambio de su apoyo a las cuentas públicas un «programa de reformas que incluya todo esto».

Desde el Grupo Parlamentario Vasco, Mikel Legarda Uriarte se ha posicionado a favor de la toma en consideración de la propuesta de ERC, pero ha reclamado un debate más profundo y sosegado de la misma, poniendo encima de la mesa que «no existe ningún derecho ilimitado» pero que hay que tener en cuenta el «contexto político».

El BNG ha denunciado la «legislación represiva» contra «símbolos que se consideran sacrosantos», mientras que UPN ha puesto el foco en que «un grupo que no quiere pertenecer a España defienda que se pueda injuriar a sus símbolos».

La inmensa mayoría de los grupos parlamentarios sostienen que es «legítimo» que las instituciones del Estado estén protegidas y consideran que la propuesta de ERC no pretende otra cosa que lograr una «barra libre para insultar a España» a base de injurias y calumnias.

Noticias relacionadas:

Unidas Podemos quiere prohibir por ley que el Rey haga discursos sin autorización del Gobierno

El TEDH inadmite el recurso de Valtonyc contra la condena por enaltecimiento del terrorismo e injurias graves a la Corona