PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

García Castellón pide al exministro Fernández Díaz que entregue el móvil que usaba en 2013

En el marco de la investigación de la operación KitckenEl objetivo es examinar el móvil que usaba en el momento en el que al parecer, según indica García Castellón, se enviaron los mensajes protocolizados por Francisco Martínez, su número dos en Interior. Foto: EP.
| | Actualizado: 13/11/2020 17:12

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha requerido al exministro Jorge Fernández Díaz para que proceda a la entrega del móvil que usaba en 2013, momento en el que según la investigación operaba la trama Kitchen.

El titular del juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional toma esta decisión el mismo día en el que se ha practicado el careo entre el exministro y su número dos en Interior, el ex secretario de Estado Fernando Martínez.

El objetivo de esta diligencia era el esclarecimiento de los hechos sucedidos en 2013 en torno a los supuestos mensajes cruzados entre ambos en relación a la operación Kitchen, por la que ambos están siendo investigados. García Castellón acordó el careo tras constatar la contradicción entre sus declaraciones.

La operación ‘Kitchen’ es una de las piezas separadas de la macrocausa Tándem o caso Villarejo, en la que se investiga el supuesto operativo policial secreto y sin control judicial dirigido a espirar al extesorero del PP Luis Bárcenas para sustraerle la información sensible del PP que guardaba y así poder ocultársela a la justicia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En el auto, el magistrado explica que durante el careo Fernández Díaz se ha mantenido en su declaración del pasado 30 de octubre en la que negó que los mensajes que se protocolizaron por Francisco Martínez fueran enviados por él, una versión diferente a la que mantiene su número dos.

Por ello, García Castellón requiere la entrega del móvil que el ministro del PP usaba en aquella época, y que según el propio Fernández Díaz dejó de utilizar en abril de este año. El objetivo es «corrobar o descartar el envío de los mensajes que fueron protocolizados».

El juez afirma que el terminal «resulta esencial para corroborar la realidad de las actas protocolizadas, constatar si efectivamente los mensajes que aparecen e la documentación notarial aportada a la causa fueron remitidos por Fenández, para lo cual deberá accederse al contenido del teléfono, concretamente a la aplicación de mensajería Whatsapp».

Asimismo, recuerda que deberá garantizar la integridad del dispositivo, con apercibimiento de poder incurrir en las responsabilidades que pudieran corresponder en caso de ocultación o destrucción de efectos judiciales.

PUBLICIDAD

Una vez se entregue el móvil, el juez citará de nuevo a Fernández Díaz, junto a su defensa, para proceder al examen del terminal, recogiéndose en su caso la existencia de los mensajes (o su ausencia) por el Letrado de la Administración de Justicia.

El auto no es firme y puede interponerse recurso de reforma y/o de apelación.