El TSXG declara a dos interinos indefinidos no fijos tras superarse el plazo de tres años sin cobertura de las plazas
Así lo acuerda la Sala de lo Social en dos sentencias del pasado 17 de junio que se han conocido hoy, contra las que cabe recurso de casación. Foto: EP.

El TSXG declara a dos interinos indefinidos no fijos tras superarse el plazo de tres años sin cobertura de las plazas

Uno ejercía desde 2012 como bombero forestal y la otra desde 2009 en un centro de atención a personas mayores
|
29/6/2021 13:46
|
Actualizado: 29/6/2021 13:46
|

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha reconocido a dos empleados públicos interinos su condición de personal laboral indefinido no fijo al haberse superado el plazo legal de tres años sin cobertura de las plazas que ocupaban.

Reconoce como tal a una interina que prestaba servicios en el Centro de Atención a Personas Mayores de Cerdedo (Pontevedra) desde enero de 2009 y a otro que ejercía de bombero forestal desde julio de 2012.

Así lo establece el tribunal, integrado por Rosa Rodríguez Rodríguez, Emilio Fernández de Mata -ponente- y Pilar Yebra-Pimentel Vilar, en dos sentencias del pasado 17 de junio que se han conocido hoy, contra las que cabe recurso de casación.

En ellas, la Sala de lo Social recuerda la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), de 3 de junio, asunto C-726/19.

En dicha resolución, según se recoge en la sentencia, el TJUE destaca que «aunque las consideraciones presupuestarias pueden fundamentar elecciones de política social de un Estado miembro e influir en la naturaleza o el alcance de las medidas que pretende adoptar, no constituyen en sí mismas un objetivo de esa política y, por tanto, no pueden justificar la falta de cualquier medida preventiva contra la utilización abusiva de sucesivos contratos de trabajo de duración determinada».

De ello, agrega, «se desprende que, si bien consideraciones puramente económicas pueden justificar la adopción de leyes de presupuestos que prohíban la organización de procesos selectivos en el sector público, dichas leyes no pueden restringir ni incluso anular la protección de que gozan los trabajadores con contrato de duración determinada de conformidad con la Directiva 1999/70 y, en particular, los requisitos mínimos previstos en la cláusula 5 del Acuerdo Marco».

Por tanto, la cláusula 5, apartado 1, del Acuerdo Marco sobre el Trabajo de Duración Determinada, celebrado el 18 de marzo de 1999, que figura en el anexo de la Directiva 1999/70, «debe interpretarse en el sentido de que consideraciones puramente económicas, relacionadas con la crisis económica de 2008, no pueden justificar la inexistencia, en el Derecho nacional, de medidas destinadas a prevenir y sancionar la utilización sucesiva de contratos de trabajo de duración determinada».

Asimismo, apunta -recogiendo lo fijado por el TJUE- que «toda apreciación de los hechos es competencia de los órganos jurisdiccionales nacionales».

En este sentido, el artículo 70 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) fija un plazo de tres años para la organización de los procesos selectivos.

Por tanto, «dicho plazo permite, de manera indirecta, evitar perpetuar las relaciones temporales de trabajo de las personas que ocupan plazas vacantes. No obstante, dicho plazo, de conformidad con la jurisprudencia del Tribunal Supremo, puede ser objeto de prórroga por diversos motivos, de modo que ese mismo plazo es tan variable como incierto», según señalaba el TJUE en su sentencia de 3 de junio, recuerda el TSXG.

Precisamente, este lunes la Sala de lo Social del Tribunal Supremo se pronunció sobre este asunto y decidió, por unanimidad, rectificar la aplicación que venía haciendo de su propia doctrina en relación a la duración del contrato de interinidad por vacante en el sector público.

Así, acordó que para este tipo de contratos su duración máxima será la del tiempo que duren los procesos de selección para cubrir la vacante conforme a lo dispuesto en su normativa legal o convencional específica.

A falta de previsión normativa la Sala entiende, con carácter general, que una duración superior a tres años debe considerarse injustificadamente larga, lo que comportará que el trabajador interino pase a ostentar la condición de indefinido no fijo.

En línea, con el TJUE, ha apuntado también que el cómputo de tal plazo no puede verse interrumpido por normas presupuestarias sobre paralización de ofertas públicas de empleo, ya que la cobertura de vacantes cubiertas por trabajadores interinos no implica incremento presupuestario.

Por su parte, el TSXG, en estas dos sentencias de 17 de junio, concluye que «la única medida apta, creación de la jurisprudencia del Tribunal Supremo, es transformar el vínculo laboral existente de interinidad por vacante a indefinido no fijo», ya que «no existe en el derecho administrativo ni en el laboral español medida alguna que permita la eficaz protección de los trabajadores interinos de los abusos que puedan producirse».

Noticias relacionadas:

La Sala de lo Social aclara que el indefinido no fijo no es un temporal más: Tiene derecho a 20 días por año trabajado si hay cese

Declaran personal indefinido no fijo a una interina que ocupaba una vacante desde 2003 en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales