PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cándido Conde-Pumpido, obligado a pedir disculpas a la mayoría que votó la sentencia por su voto particular ofensivo

“Lamento que algunas de las expresiones desafortunadamente contenidas en el borrador, y que son fruto de la discrepancia propia del arduo debate jurisdiccional sobre asuntos especialmente complejos y relevantes, han molestado a mis compañeros de la mayoría, a quienes pido disculpas", dice Conde-Pumpido en una nota distribuida por el Constitucional.
| | Actualizado: 20/07/2021 14:52

El magistrado del Tribunal Constitucional, Cándido Conde-Pumpido, se ha visto obligado a pedir disculpas públicas a los seis compañeros que votaron mayoritariamente la sentencia del estado de alarma después de que estos se plantaran hoy ante el presidente, Juan José González Rivas, por el voto particular del magistrado, filtrado el pasado viernes, cuyo texto era «innecesariamente ofensivo» y que contenía «auténticos insultos que no se pueden tolerar».

Los seis magistrados, encabezados por la vicepresidenta Encarnación Roca, Ricardo Enríquez, Pedro Narváez, Alfredo Montoya, Pedro González Trevijano y Antonio Narváez, presentaron ante González Rivas un escrito solicitando formalmente su amparo por el texto de Conde-Pumpido en el que decía que los seis magistrados habían reflejado en la sentencia «una concepción [de los derechos fundamentales] más propia de un lego que del máximo interprete de la Constitución».

También decía que sus colegas habían hecho «un ejercicio más propio de un jurista de salón que del máximo intérprete de la Constitución«.

Pero no se paró ahí.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Afirmó que la motivación del fallo era «muy pobre», y calificaba de «equivocada» y «extraviada» la línea adoptada y, de forma condescendiente, refería la «curiosa concepción de los derechos fundamentales» de sus seis compañeros.

Sin embargo, lo que más ha molestado a los seis magistrados es que la construcción de la sentencia fuera «un atajo argumental para lograr una declaración de inconstitucionalidad«, «un atajo con el que se pretende eludir un juicio de constitucionalidad más riguroso y complejo».

Ante este puñetazo en la mesa del presidente del Constitucional de los seis magistrados, Conde-Pumpido no ha tenido más remedio que plegar velas y pedir perdón.

Y lo ha hecho a través de una nota informativa distribuida por la Oficina de Comunicación del máximo tribunal de garantías.

PUBLICIDAD

En la misma se dice que el voto particular filtrado –una acción que en el Constitucional atribuyen al propio Conde-Pumpido–, era un «borrador, no definitivo, que se había repartido en el ámbito interno del Tribunal».

Y añade: «El texto definitivo, ya revisado y corregido, que es el que se incorporará a la sentencia y que se publicará en el BOE, es el que se ha notificado junto con la sentencia y el resto de los votos particulares y que puede consultarse en la página web del Tribunal».

Conde-Pumpido se disculpa de la siguiente forma: “Lamento que algunas de las expresiones desafortunadamente contenidas en el borrador, y que son fruto de la discrepancia propia del arduo debate jurisdiccional sobre asuntos especialmente complejos y relevantes, han molestado a mis compañeros de la mayoría, a quienes pido disculpas».

PUBLICIDAD

«De ellos, solo puedo resaltar su integridad, solvencia y compromiso intelectual, así como mi admiración por su profunda formación jurídica y su noble dedicación a la tutela de los derechos fundamentales de todos los ciudadanos. Con independencia de la pluralidad de pareceres, que solo puede enriquecer las resoluciones de este Tribunal, he de manifestar que para mí resulta un orgullo y una satisfacción delibrar con ellos”, concluye.

El magistrado es uno de los candidatos que aspiran a ocupar la Presidencia del Tribunal Constitucional una vez que el PSOE y el PP se pongan de acuerdo para llevar a cabo la renovación pendiente de cuatro miembros que tenían que haber sido relevados en noviembre del pasado año.

PUBLICIDAD