PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Esta semana VOX defenderá una moción ante el Congreso para prohibir los indultos a los condenados por sedición

Ha registrado una Proposición No de Ley en el Congreso de los Diputados. Foto: Vox.
| | Actualizado: 12/09/2021 21:04

El Grupo Parlamentario de VOX defenderá esta semana en el Pleno del Congreso de los Diputados su moción para prohibir los indultos a los 9 condenados por sedición después de que el Ejecutivo concediera la medida de gracia a los presos del ‘procés’.

El partido liderado por Santiago Abascal pretende que la Cámara Baja inste al Gobierno a modificar la Ley de 18 de junio de 1870 de reglas para el ejercicio de gracia del indulto «para que en ningún caso se pueda conceder» cuando se trate de delitos de rebelión y sedición o contra el orden público.

También incluye en la lista los delitos de terrorismo, de financiación ilegal de los partidos políticos, o delitos contra la Administración Pública, la Administración de Justicia, la Hacienda Pública y la Seguridad Social, así como delitos contra a la Constitución, las instituciones del Estado, la Comunidad Internacional; de traición y contra la paz o la independencia del Estado y relativos a la Defensa Nacional.

VOX presentó el pasado 24 de junio la moción consecuencia de interpelación urgente sobre «los motivos reales en virtud de los cuales se conceden los indultos a los condenado por la sentencia firme 459/2019 de la Sala Segunda del Tribunal Supremo sin concurrir las causas legales para ello».

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En el documento, VOX propone modificar la Ley de 18 de junio de 1870 también para «establecer la nulidad de pleno derecho de la concesión del indulto en la que no se mencionase expresamente, al menos, la pena en que recaiga la gracia, al delito cometido y su grado de ejecución, al título de imputación, al estado de la ejecución de la pena impuesta, al origen de la solicitud del indulto, y a la motivación que justifique su concesión a juicio del Gobierno».

Además, reclama que la concesión de los indultos se efectúe mediante Real Decreto motivado, donde se habrán de recoger todas estas circunstancias y publicándose en el Boletín Oficial del Estado.

MODIFICACIÓN DEL CÓDIGO PENAL

En el marco de la moción, VOX promueve también la modificación del Código Penal para «eliminar la violencia de la conducta típica para la comisión del delito de rebelión» y «eliminar el alzamiento tumulturario y la fuerza de la conducta típica para la comisión del delito de sedición».

Asimismo, plantea «incluir la violencia, el alzamiento tumultuario y la fuerza como elementos agravantes de la responsabilidad criminal en la comisión de los delitos de rebelión y sedición».

PUBLICIDAD

Pide, además, eliminar la aplicación del artículo 90 del Código Penal relativo a la libertad condicional a las personas condenadas por crímenes incluidos en el apartado de delitos contra la Constitución y en el de delitos contra el orden público.

Por último, la formación pretende limitar los beneficios penitenciarios, permisos de salida, la calificación en tercer grado y el cómputo de tiempo para la libertad condicional para los condenados por crímenes incluidos en el apartado de delitos contra la Constitución y en el de delitos contra el orden público.

El partido que lidera Abascal ya impulsó en junio una proposición de ley para modificar la ley del indulto y el Código Penal.

PUBLICIDAD

«MOTIVOS REALES» DE LOS INDULTOS DEL «PROCÉS»

La petición de VOX se incluye en una moción en la que defiende que los «motivos reales» de la concesión de los indultos son de «puro interés personal y político del Gobierno» y que pretenden «asegurar el mandato» del presidente Pedro Sánchez «a cualquier precio», así como «lograr que sus medidas e iniciativas tengan el apoyo parlamentario con sus socios de investidura».

Desde el grupo parlamentario insisten en que se trata de «un hecho sin precedentes» en el que las «razones políticas» del Ejecutivo «se anteponen a la legalidad, equidad y utilidad pública en la concesión de indultos», lo que –a su juicio– pone de manifiesto «la falta de concurrencia de motivos legales» para la aprobación de la medida de gracia.

PUBLICIDAD