PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Expertos en competencia de toda Europa elogian el Protocolo de Barcelona que convierte cientos de asuntos en macrocausas
Se trata de acumular cientos de procedimientos en uno solo y definir un macroprocedimiento muy complejo.

Expertos en competencia de toda Europa elogian el Protocolo de Barcelona que convierte cientos de asuntos en macrocausas

|
19/9/2021 07:00
|
Actualizado: 19/9/2021 07:00
|

En el último ‘Madrid Competition Litigation’ que reunió a jueces y expertos en Derecho de la Competencia de toda Europa, uno de los temas que se abordó fue el Protocolo de Barcelona para el cártel de camiones auspiciado por los jueces de lo mercantil de dicha ciudad.

Hacer un balance de estos seis primeros meses pone de manifiesto el trabajo de los jueces de lo mercantil de Barcelona que impulsan el proyecto piloto de Tribunal de Instancia que agrupa los doce juzgados mercantiles que hay en estos momentos en esta ciudad.

Raúl García es juez decano de lo mercantil y titular del Juzgado 7 de lo Mercantil: El protocolo, que se aprobó en marzo de este año, “trata de convertir todas las demandas que hemos recibido del despacho CCS sobre el cártel de camiones en macroprocesos, eso ayuda a agilizar los tiempos y a que a nivel procesal los tiempos sean diferentes de si tuviéramos que realizar 100 juicios al mismo tiempo”.

A su juicio, “el balance en general es bueno. Creo que como novedad procedimental ha sido muy bien recibido por todos los operadores. Creamos, siempre con el acuerdo de las partes y de sus abogados, unas reglas nuevas y una mayor flexibilidad en la ley de enjuiciamiento civil que es lo que se espera en este tipo de situaciones”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Se trata de acumular cientos de procedimientos en uno solo y definir un macroprocedimiento muy complejo. “Esta nueva manera de hacer las cosas está siendo muy bien recibida”, aclara este magistrado.

Otra de las variables de esta forma de trabajar es que se logra homogeneizar más los fallos judiciales. “Se intenta armonizar criterios, en el caso de Barcelona como plan piloto del CGPJ [Consejo General del Poder Judicial] trabajamos desde el 2012 como Tribunal de Instancia con secciones especializadas, cinco hay de derecho de la competencia. Si hay una decisión importante nos reunimos y lo hablamos entre todos los jueces afectados” señala.

Este Tribunal de Instancia, que agrupa a los doce juzgados de lo mercantil de Barcelona, ya ha logrado varios acuerdos a nivel concursal. El último sobre los concursos en masa del que Confilegal se hizo eco.

Macroproceso para el cártel de camiones

Sobre el protocolo este magistrado aclara que “lo que hemos hecho ha sido seleccionar qué procedimientos de los presentados por la firma CCS frente a los fabricantes de camiones entran dentro del protocolo, cosa que no es fácil. Los localizamos en los juzgados y adaptamos a nuestra herramienta informática para tramitación de asuntos que es justicia.cat».

PUBLICIDAD

Una vez seleccionados, “nos lo hemos remitido, mi juzgado se quedó con los asuntos del fabricante de camiones Iveco, el 3 con Daimler, el 10 con los de Man y el 11 con DAF. Ya se ha remitido la documentación y ahora estamos esperando los juzgados que finalice el plazo dado a las partes para que planteen cuestiones de competencia”.

Raúl García es juez decano de lo mercantil y titular del Juzgado 7 de lo Mercantil.

También señala que el siguiente trámite es “dictar el auto de acumulación y dar entre cuatro y seis meses de plazo para contestar a los demandados. Esto ya se está iniciando. Más o menos los asuntos acumulados supone unos 100 en mi juzgado por Iveco, otros de Man 100 otros 60 Daimler y 50 de Daf y 170 en total entre los cuatro juzgados de Volvo Renault”.

PUBLICIDAD

En este protocolo hay 457 procedimientos. “Eso significa que los cien procedimientos se convierten en uno solo que supone a 523 camiones afectados y unos 9 millones de euros de cuantía acumuladas en mi juzgado por el tema IVECO”.

“Si damos plazo de cuatro a seis meses para que contesten a la demanda, nos vamos a enero de 2023, después de la contestación habría la posibilidad que las partes piden al acceso de fuentes de prueba y petición de documentación, vamos a otros dos meses más”.

PUBLICIDAD

En este contexto, “el señalar la audiencia previa otros dos meses, nos vamos a junio del 2022, y desde la audiencia previa al juicio otros dos o tres meses. Nos situamos en finales del 2022. La sentencia se establece con un protocolo en unos cuatro meses porque será una sentencia compleja, con lo cual nos iríamos a 2023″.

En cuanto al recurso de apelación, Raúl García indica que “está pautado en unos tres meses para presentarlo y su tramitación. Iría a apelación hacia marzo o abril del 2023, en este caso la Audiencia Provincial de Barcelona”.

Este experto indica que “parecen tiempo muy lejanos, si estuviéramos tramitando los 99 procedimientos me daría lugar a 198 vistas entre audiencia vista y juicio, incluirlo en una agenda cargada supondría que nos iríamos al 2025 para terminar todos. Se gana mucho tiempo trabajando así”.

PUBLICIDAD

Ventajas del macropleito

Señala que hay otras jurisdicciones que acumulan asuntos desde el inicio, “bien porque tienen de acciones colectivas más claros, como es Alemania o Reino Unido u Holanda. Ya de inicio sale el macropleito a través de fondos de litigación y despachos especializados. Aquí como no fue se fueron interponiendo las demandas a medida que se iban acumulando los procedimientos por territorio o por otros criterios, hemos sido nosotros lo que hemos impulsado este tipo de iniciativa”.

En cuanto al efecto dominó que ha generado esta iniciativa en nuestro país, este magistrado recuerda que “durante la pandemia con un grupo de jueces de toda España se hizo un documento, que través del CGPJ se ha publicado en su web, más general donde daba unas pautas para acumular esos asuntos que se publico mas general que daba unas pautas para acumular los procedimientos”.

También indica que “algunos juzgados de Bilbao están trabajando por la tramitación conjunta y coordinada. Se señala la vista para todos. Pero no se acumulan ni se modifica la Ley de Enjuiciamiento Civil. También se ha hecho en Madrid”.

“En otros se ha hecho la acumulación de asuntos por dicha Ley de Enjuiciamiento Civil, sin modificar reglas de tramitación y nosotros hemos hecho la acumulación flexible con reglas propias de tramitación”, comenta.

Respecto a adaptar este procedimiento a otros asuntos, este magistrado es prudente al respecto. “Es posible que para otros cárteles con litigiosidad se pudiera adaptar, como el cártel de la leche o el de la manipulación del Euríbor. Si se diera el caso de que un fondo de litigación presentara muchas demandas frente al demandado y hubiera una única pericial podría intentarse hacer un protocolo y establece unas reglas”.

Para este jurista, “en este escenario es necesario una modificación de la Ley de Enjuiciamiento civil acogiendo ciertas flexibilidades y facultades para que el juez tenga un papel más activo en intentar ordenar los litigios y darles una reglas procesales más flexibles”.

El cártel de camiones en España

Paul Hitchings, director de la nueva boutique Hitchings & Co y experto referente en el mercado español, comenta que “la litigación en España relacionada con el denominado cártel de camiones ha presentado enormes desafíos para el sistema judicial que se ha visto inundado durante estos últimos años por miles de reclamaciones, muchas veces de relativamente poco valor (referidas a 1-5 camiones) y a su vez de un contenido casi idéntico (misma demanda, mismo informe pericial, etc.)».

Desde su punto de vista, “esta tremenda fragmentación de procedimientos muy similares supone la repetición de los mismos argumentos y la misma prueba ante el mismo juez, a veces hasta decenas o incluso centenares de veces”.

“Esto no solo es claramente ineficiente sino también puede suponer una merma para la calidad de justicia ya que el tribunal se ve abocado a dedicar un tiempo reducido a cada caso individual cuando están en juego cuestiones de derecho y de hecho a la vez complejas y novedosas”, comenta.

Paul Hitchings, director de la nueva boutique Hitchings & Co.

Respecto al protocolo de Barcelona explica que “un grupo de jueces de lo mercantil elaboraron un breve documento de propuestas para la mejor ordenación de los procedimientos, entre ellas el uso de la acumulación de autos ante el mismo tribunal en un único procedimiento cuando los abogados y peritos en ambos lados eran los mismos, la tramitación conjunta de dichos procesos (con la celebración de vistas comunes) o lo que se denominaba la “acumulación flexible”, precursor del protocolo de Barcelona.

También aclara que “en el caso de Barcelona, y con la colaboración de las partes, se ha desarrollado un protocolo mediante el cual se juntan los procedimientos del grupo de demandantes más relevante contra cada fabricante de camiones ante un mismo tribunal y se crea un procedimiento ‘ad hoc’ adaptado a las necesidades de estos macro pleitos (tanto en lo que se refiere a plazos, como a la práctica de la prueba)”.

“A mi juicio, puede ofrecer un ejemplo a seguir en casos similares y confirma la tendencia hacia el denominado ‘case management’ tan de moda y necesaria en materia de la litigación masiva, sobre todo en el ámbito de derecho de la competencia. Para ello es esencial una actitud constructiva de colaboración de las partes y sus abogados, lo que lamentablemente no siempre se encuentra”, destaca.

Una buena solución

Por su parte, Francisco Marcos, of counsel académico del despacho CCS Abogados, uno de los más activos en las reclamaciones de afectados por camiones, afirma que “es una buena idea para agilizar los procedimientos, pero casi todos los juzgados han adoptado soluciones similares, aunque probablemente no las han institucionalizado tanto”.

Este jurista publicaba recientemente en Confilegal un estudio detallado sobre las sentencias de juzgados de primera instancia y Audiencias Provinciales. Entre otras cuestiones, el informe decía que el 86 % de las sentencias de segunda instancia sobre casos de cártel de camiones son favorables a los demandantes».

Para Marcos, “al final lo que se ha logrado es que se haya generalizado la aceptación de acumulaciones de un número razonable de demandantes/acciones, y la tramitación en un único juicio de varios procesos”.

Francisco Marcos, abogado

Desde su punto de vista, “más original que el protocolo de Barcelona es lo que ha hecho el juez de Bilbao Marcos Bermudez Ávila con más de 80 procesos de distintos demandantes/demandados, que se han tramitado conjuntamente en dos sesiones de juicio una para cada parte».

Desde su punto de vista, otra reflexión es que “sería conveniente una buena regulación de las acciones colectivas, mientras llega, los juzgados mercantiles se están defendiendo bien de esta litigación masiva”.

Extender el modelo a toda España

Por su parte, Julia Suderow, socia directora de Suderow Fernández Abogadas y vicepresidenta de ‘The Circle’, explica que “este tipo de medidas ayuda a la flexibilización para pleitos de estas características por su complejidad”.

Al mismo tiempo, considera que “da una respuesta a la litigación en masa de este tipo de asuntos. Con este tipo de asuntos puedes acceder a más información y datos, eso mejorara la calidad de los informes y resoluciones y, por otro la tramitación conjunta que da más plazo es muy apropiada”.

Julia Suderow, socia directora de Suderow Fernández Abogadas y vicepresidenta de ‘The Circle’.

Esta jurista “también cree que se asistirá un proceso de homogeneización a nivel de resoluciones y de contestaciones a estas demandas. También abre la puerta a que se presenten adendas a los informes periciales, cuestión que es positiva”.

Otra cuestión que valora es que “te permite acceder a información y datos, eso hará mejorar la calidad de las resoluciones. La tramitación conjunta dará más plazo es apropiada. Hay que darse cuenta que se simplifica el procedimiento de acumulación de asuntos”.

Desde su punto de vista, “lo ideal es que todos los juzgados mercantiles del país tuvieran un procedimiento similar para evitar el colapso que algunos están sufriendo ahora. También creo que esta forma de trabajar se podría adaptar a otros asuntos también masivos. Se trataría que los tribunales pudieran pactar con las partes un protocolo similar como el de Barcelona”.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Lo último en Áreas y sectores