Firmas

Carta abierta al fiscal general del Estado

Carta abierta al fiscal general del Estado
Fernando Presencia en una foto llevada a cabo en 2015. Confilegal.
20/12/2016 05:55
|
Actualizado: 19/12/2016 23:23
|

Señor fiscal general del Estado:

Soy Fernando Presencia, Magistrado destinado en Talavera de la Reina.

Me dirijo a usted a través de este periódico digital para informarle del último movimiento del fiscal decano de Talavera de la Reina contra mi persona.

Como seguramente ya está usted al tanto, yo me querellé contra él por considerar que forma parte de una supuesta trama de corrupción relacionada con negocios urbanísticos en Talavera de la Reina y en otros dos puntos geográficos cercanos.

Desde mi punto de vista, dicha trama no se ha investigado como tendría que haberse hecho. Ora por su vinculación profesional (la Fiscalía no puede pretender ser independiente en una investigación cuando el señalado es «uno de los suyos», y sobre todo cuando el señalado es un fiscal decano) o personal, parecen haber renunciado a ello para no afectar la tranquilidad de sus vidas.

En consecuencia, se han archivado las querellas que yo presenté en su momento contra su persona.

Ahora el señor Ángel Demetrio De la Cruz Andrade se ha descolgado con una querella contra mi persona por haber denunciado pública y judicialmente que en Talavera, lejos de ser un paraíso de la perfección, hay corrupción.

Dicha querella, a mi juicio, no tiene fundamento alguno.

¿Por qué?

Porque se ha presentado en los Juzgados de Talavera. De acuerdo con la Ley Orgánica del Poder Judicial, el órgano competente para el conocimiento de los delitos que se dicen cometidos por Jueces y Magistrados en el ejercicio de su cargo es el Tribunal Superior de Justicia, y no el Juzgado de Instrucción.

¿Es posible que un fiscal decano, con años de experiencia en la jurisdicción penal, como el susodicho, no haya visto la diferencia?

Creo que, por el contrario, la conoce muy bien. Porque lo que pretende es eso: paralizar cualquier investigación sobre la corrupción en la que él está supuestamente implicado.

De hecho, tengo la impresión de que, incluso, podría haber llegado a presionar a la Jueza sustituta y al letrado de la Administración de Justicia que está conociendo de su querella para que me intimiden y me hagan comparecer en el Juzgado bajo la amenaza de ser detenido.

Como usted bien sabe, el artículo 399 de la Ley Orgánica del Poder Judicial establece con claridad que “Las autoridades civiles y militares se abstendrán de intimidar a los Jueces y Magistrados y de citarlos para que comparezcan a su presencia”.

La querella debe de entenderse como un aviso a navegantes, como un intento de coaccionar a quien le denuncie por supuesta corrupción.

Por eso cita como testigos, en su querella, a muchos de los periodistas que se han encargado de informar sobre la presunta corrupción urbanística que ha llegado a trascender a los Juzgados talaveranos.

¿Los está tratando de coaccionar? En mi opinión, así es.

Busca, de acuerdo con mi interpretación, el objetivo de silenciarlos.

La libertad de información es la piedra angular, junto con la justicia, de cualquier sistema democrático. Sin una prensa libre y una justicia independiente lo único que queda es tiranía y corrupción.

En este sentido, me preocupa mucho que los fiscales puedan asumir la instrucción que ahora tenemos los jueces.

No quiero imaginarme lo que habría podido hacer el fiscal decano con ese poder en sus manos en este caso.

Por ello, le informo que voy a denunciar ante los tribunales de justicia ésta, más que evidente, coacción del fiscal decano de Talavera hacia mi persona.

Si el sistema democrático no hace frente a ese cáncer llamado corrupción no le queda más destino que perecer más pronto que tarde.

Una de las cosas por las que me hice juez fue para contribuir a que el imperio de la ley -la que nos damos en el Parlamento a través de nuestros representantes- y la Justicia funcionen.

En Talavera no es así. Así lo veo.

No siempre una mentira que se repite mil veces es verdad. Lo creo de corazón.

Reciba un cordial saludo.

Otras Columnas por Fernando Presencia:
Últimas Firmas
  • Opinión | «La Guerra de Charlie Wilson» en Afganistán: Una decisión cuyas consecuencias aún sacuden la geopolítica actual
    Opinión | «La Guerra de Charlie Wilson» en Afganistán: Una decisión cuyas consecuencias aún sacuden la geopolítica actual
  • Opinión | En torno al nuevo criterio del Supremo sobre el delito de falsedad documental por simulación
    Opinión | En torno al nuevo criterio del Supremo sobre el delito de falsedad documental por simulación
  • Opinión | Los pactos de socios, pilar fundamental en sociedades de reciente creación
    Opinión | Los pactos de socios, pilar fundamental en sociedades de reciente creación
  • Opinión | En defensa de la independencia del CGPJ: no todo vale
    Opinión | En defensa de la independencia del CGPJ: no todo vale
  • Opinión | Procuradores: Orgullosos de nuestros 450 años de historia
    Opinión | Procuradores: Orgullosos de nuestros 450 años de historia