PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

No hay certeza absoluta de que el audio de la conversación Alba-Ramírez se hiciera con la grabadora analizada

Salvador Alba y Miguel Ángel Ramírez con la grabadora que supuestamente se utilizó para recoger la conversación que mantuvieron.
|

Los dos peritos del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil que han analizado el audio encontrado en la grabadora que facilitó el empresario Miguel Ángel Ramírez, en la que supuestamente grabó la conversación con el magistrado Salvador Alba el 16 de marzo de 2016, han reconocido que no hay certeza absoluta de que hubiera sido grabado con el aparato facilitado.

«Es más probable que la grabación REC004 sea auténtica que que no lo sea», dijeron a la magistrada instructora, Margarita Varona, del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que investiga el caso, y a las partes, en el curso de una videoconferencia entre Madrid y Las Palmas de Gran Canaria que tuvo lugar el pasado jueves.

PUBLICIDAD

Los agentes de la Benemérita, con número de identificación profesional F89292N y V44087H, no fueron más allá, ni especificaron si el índice de probabilidad del que hablaban era de un 60, 70, 80 o 90 por ciento, como se suele hacer en, por ejemplo, las pruebas de ADN, en los que figuran probabilidades de paternidad superiores al 99,999 por ciento.

PUBLICIDAD

Sólo recalcaron que era más probable que el archivo REC004, encontrado en la subcarpeta 501, dentro de la carpeta «.Trashes» (basura) de la grabadora digital Lawmate AR-100, fuera auténtico que que no lo fuera.

Los dos peritos, a los que la magistrada Varona, les había ordenado que hicieran un estudio de su autenticidad, comparando la grabación en cuestión con otra que ellos  llevaron a cabo al mismo aparato, concluyeron que el archivo MP3 era el mismo, que la frecuencia de grabación, de bit rate y la respuesta del ancho de banda eran los mismos.

PUBLICIDAD

También añadieron que no habían encontrado ninguna zona en la que se hubieran producido cortes o edición.

‘Dígannos dónde’

«No obstante, si hay alguna zona de corte, lo normal, en este tipo de casos -y en los diferentes estudios que realizamos- es que se nos diga que se compruebe si en un punto en concreto hay algún corte, de forma que se pueda hacer un estudio permenorizado de la señal», dijeron a los presentes.

Sin embargo, sí admitieron que en el mercado había cientos de grabadoras similares como la analizada y admitieron que podría haber sido grabada en otro aparato que grabara en MP3.

PUBLICIDAD

También confirmaron lo declarado el pasado 9 de febrero. No pueden afirmar que la grabación sea original y mucho menos asegurar que se hiciera la fecha en la que dicen que se llevó a cabo.

Los peritos F89292N y V44087H, por otra parte, no supieron dar una respuesta, simple y clara sobre la existencia de los restos de sistemas MacIntosh OSx y Windows en el archivo en cuestión.

PUBLICIDAD

«El soporte se ha podido conectar a un aparato grabador con ese sistema operativo», explicaron.

A la vista de la videocomparecencia, la defensa del magistrado Alba solicitó, mediante el escrito consiguiente, que se llamara a declarar a su cliente cuando la instructora lo considere oportuno.