PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La juez deja en libertad provisional a Zaplana, enfermo de leucemia, tras ocho meses en prisión preventiva

Considera que ahora no existe el riesgo de fuga que apreció en anteriores ocasiones para mantenerlo en la cárcelZaplana estaba en prisión desde el 24 de mayo de 2018, y desde el pasado 18 e diciembre está ingresado en el hospital por un empeoramiento de su salud. Foto: EP
|

La titular del juzgado de instrucción número 8 de Valencia, María Isabel Rodríguez Guerola, que investiga el ‘caso Erial’, ha decretado hoy la puesta en libertad del expresidente valenciano y exministro Eduardo Zaplana.

Según han informado fuentes judiciales, la magistrada ha adoptado esta decisión, apoyada por la Fiscalía, al considerar que se ha minimizado el riesgo de fuga porque se ha bloqueado el dinero que el expresidente valenciano tiene en el extranjero.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Le ha impuesto medidas cautelares, como la retirada del pasaporte, la prohibición de salir del territorio nacional y comparecencias periódicas en el juzgado para firmar.

La juez también ha dejado en libertad preventiva a los otros dos detenidos en el marco de este caso, el abogado Francisco Grau y el exdirectivo de Terra Mítica Joaquín Barceló.

Zaplana estaba en prisión provisional desde el pasado 24 de mayotras ser detenido en la ‘Operación Erial’ –aún bajo secreto de sumario- por presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.

PUBLICIDAD

La defensa había solicitado ya cinco veces la libertad del exministroenfermo de leucemia, alegando, entre otras cuestiones, el “inexistente” riesgo de fuga dado su estado de salud.

Las razones por las que la juez ha decidido acordar la libertad de Zaplana no guardan relación con su estado de salud.

PUBLICIDAD

Eduardo Zaplana, que tiene 62 años, padece leucemia desde 2015, cuando se sometió a un trasplante de médula. Cada quince días, es trasladado al hospital para hacerse pruebas y recibir tratamiento. 

PUBLICIDAD

Desde el 18 diciembre está ingresado en el Hospital La Fe de Valencia, a raíz de que en uno de esos chequeos rutinarios, el médico detectó un empeoramiento de su salud debido a una bajada de defensas.

NUMEROSAS PERSONALIDADES HAN PEDIDO EN LOS ÚLTIMOS MESES ‘UN POCO DE HUMANIDAD’ HACIA ZAPLANA

El caso de Zaplana ha generado numerosas reacciones de solidaridad, entre ellas del PP, que ha reclamado en varias ocasiones “un poco de humanidad” hacia el exministro.

El presidente de la formación, Pablo Casado, recordó a finales de noviembre, en una entrevista en Es Radio, que ha sido “solicitada por los propios médicos”, y que hay “muchos mecanismos para que no haya ningún riesgo y la instrucción se pueda seguir haciendo”.

“Hay agravios comparativos con otros casos que lo hacen más lastimoso”, señaló Casado.

El expresidente del Gobierno José María Aznar también ha mostrado públicamente en varias ocasiones su “profunda preocupación” por la salud de su amigo y exministro, y había pedido “compasión”.

“Zaplana padece leucemia con riesgo de muerte. Con independencia de las decisiones judiciales y de los hechos penales, que se juzgarán si alguna vez se levanta el secreto de sumario, el Estado de Derecho y la justicia debería resolverlo de una manera fácil, humanitaria y compasiva”, ha manifestado.

“El trato que está recibiendo este hombre no es de recibo. Espero que se mejore”, ha publicado también en Twitter la secretaria de comunicación del PP y portavoz del PP de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Mercedes Gallizo, que fue máxima responsable de prisiones durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y en la actualidad preside la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad Social, manifestó el pasado noviembre a través de Twitter que se sumaba a la petición a la magistrada Rodríguez Guerola, para que se considerara la puesta en libertad de Zaplana “por razones humanitarias, hasta que sea juzgado”.

El portavoz del PSPV-PSOE en Las Cortes Valencianas, Manolo Mata, también consideraba que Zaplana no debería estar en prisión provisional, una medida que, como jurista, veía “excesiva”.

“Ninguna persona enferma pinta nada en una prisión, pero ninguna”, ha destacado la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra (Compromís).

‘LO DE ZAPLANA ES INHUMANO’, DENUNCIÓ SU MÉDICO, GUILLERMO SANZ

El médico del exministro, Guillermo Sanz, jefe de Sección de Hematología Clínica y de la Unidad de Trasplante Hematopoyético de La Fe, había denunciado que “lo de Zaplana es inhumano”. Sanz fue quien le realizó el trasplante de médula.

En su tercer informe médico, del 31 de julio, advertía del “deterioro acusado del estado general” del paciente, y señalaba que “la probabilidad de presentar una infección grave con riesgo vital en los próximos tres meses es cercana al 100%”.

A principios de enero, una treintena de exministros de UCD, PP y PSOE pidieron la libertad de Eduardo Zaplana por “principios humanitarios”.

“Los principios humanitarios deben ser tenidos en cuenta en cualquier situación jurídica máxime, como acontece en el presente caso, tratándose de una prisión preventiva; es decir, sin que haya recaído sentencia alguna“, señalaron en un manifiesto de la Fundación España Constitucional.

Francisco José Alcaraz, que se convirtió ayer en el primer senador de VOX, también ha expresado recientemente su “pena” por Zaplana.

“Creo que es inhumano el trato que está recibiendo. Encima su mujer también está enferma, y su hijo murió no hace mucho”, ha señalado en una entrevista en Confilegal.

Destacó que le parecía “muy injusto que mientras a asesinos se les deje en libertad con supuestas enfermedades, que en muchos casos no tienen esa magnitud de gravedad, a Zaplana, no siendo un asesino y no estando juzgado y por un delito económico”, estuviera enfermo en prisión “habiendo medidas humanitarias que se están aplicando a los asesinos de ETA”.

La familia de Zaplana había dicho que “por razones puramente humanitarias debería estar en un lugar que no ponga en peligro su vida”.

“Es un derecho que asiste a cualquier ciudadano de nuestro país”, destacaba.

Manifestaba que “ya tendrá ocasión de defenderse de las acusaciones que se presenten contra él, pero aún no ha sido juzgado”.

Noticias relacionadas:

Si Zaplana muriera en la cárcel, ¿los jueces del caso podrían ser acusados de homicidio en comisión por omisión?

Los jueces valencianos “cierran filas” en torno a la magistrada del caso Zaplana