PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El TSJCat admite a trámite la petición de recusación de Torra a su presidente

Barrientos y Armas deberán abstenerse de seguir tramitando la causa, que ya está pendiente de juicioEl presidente del TSJCat, Jesús María Barrientos.
|

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJCat) ha admitido a trámite la petición de recusación presentada por el presidente catalán, Quim Torra, contra el presidente del alto tribunal catalán, Jesús María Barrientos, y la magistrada Mercedes Armas, dos de los tres magistrados que debían juzgarle por presunta desobediencia.

En una providencia del TSJCat, la Sala Civil y Penal acepta el incidente de recusación y ordena que, hasta que se resuelva, Barrientos y Armas se abstengan de continuar conociendo de la presente causa.

PUBLICIDAD

El tribunal suspende la tramitación de la causa hasta la resolución de este incidente de recusación.

PUBLICIDAD

En otra providencia, la Sala ha acordado nombrar instructor del incidente de recusación al magistrado Carlos Ramos Rubio, quien abrió juicio oral contra Torra, y del que el presidente catalán también pidió su recusación.

El juicio al presidente catalán está fijado para los días 25 y 26 de septiembreEl TSJCat ha fijado hoy para las 9.30 horas el inicio de las sesiones.

PUBLICIDAD

Quim Torra solicitó el pasado lunes recusar al presidente del TSJCat por su «absoluta falta de imparcialidad» en el juicio contra él por presunta desobediencia al negarse a retirar símbolos independentistas de edificios públicos.

Considera que Barrientos «se ha pronunciado pública y publicadamente sobre aspectos que son esenciales dentro de lo que será el debate fáctico y jurídico del presente procedimiento».

Torra cita algunas de las manifestaciones públicas del magistrado, entre ellas, haber mostrado «preocupación» por la situación de la política catalana y del proceso separatista.

PUBLICIDAD

Además, asegura que Barrientos se ha mostrado contrario a los lazos amarillos y ha defendido y avalado la orden de retirarlos de edificios públicos.

Para Torra, las declaraciones de Barrientos demuestran que tiene «una postura política diametralmente opuesta» a él, y la expresa como opinión sobre hechos nucleares de este procedimiento judicial.

PUBLICIDAD

«Ha rechazado con especial contundencia todas las tesis acerca de la exhibición de símbolos que tienen que ver con la solidaridad y apoyo a los presos políticos así como de banderas esteladas, que será precisamente el objeto del juicio oral», abunda.

Así, señala que Barrientos se ha pronunciado sobre los líderes independentistas presos, la supuesta neutralidad de los espacios públicos, sobre lazos amarillos, sobre la resolución de la Junta Electoral Central (JEC) y «la ideología y posicionamiento político de Torra, por lo que es difícil imaginar una falta de imparcialidad mayor».

ADMISIÓN DE LA QUERELLA

Torra también alega en su escrito que el presidente del TSJCat ya participó en la causa, concretamente en el auto de admisión a trámite de la querella, donde hay algunas premisas que «comprometen la necesaria imparcialidad» que debe tener el tribunal de enjuiciamiento.

Según argumenta, en la admisión a trámite de la querella se observaban «visos de verosimilitud» de que los hechos podían presuntamente ser delito, por lo que Barrientos, al participar en esa decisión, resolvió pleito o causa en anterior instancia, lo que es motivo de recusación según el artículo 219.11ª de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ).

Para Torra, el presidente del TSJCat «tomó contacto directo con el fondo del objeto de debate y, así, resultaría objetivamente contaminado».

PUBLICIDAD

En ampliación