PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El jefe de la Benemérita en Cataluña: La Guardia Civil combatirá sin tregua a quien use ‘la senda del terror’ por la independencia

Pedro Garrido señala que la 'operación Judas' enfrenta a todos a la realidad de que "las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten con más facilidad en tan solo un rictus capaz de generar destrucción, dolor y sufrimiento"Se pronunció así durante los actos de celebración del día de la patrona del Cuerpo en la comandancia de Sant Andreu de la Barca (Barcelona).
|

El jefe de la Guardia Civil en Cataluña, Pedro Garrido, advirtió ayer que el Cuerpo combatirá sin tregua a los que quieran conseguir la independencia «siguiendo de una u otra manera la senda del terror».

Durante su discurso en la celebración de la Patrona de la Benemérita en la comandancia de Sant Andreu de la Barca (Barcelona), el general jefe de la VII Zona de este Cuerpo en Cataluña reivindicó el papel de los agentes ante el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y en la cimentación de la futura resolución del Tribunal Supremo sobre el juicio del proceso independentista catalán.

PUBLICIDAD

Asimismo, felicitó a los agentes por la detención de miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR), en prisión provisional investigados por presunto terrorismo.

PUBLICIDAD

«Nos mantenemos firmes en nuestro compromiso con España de trabajar para la libertad y la seguridad de todos los ciudadanos. Lo demostramos hace dos años, lo hemos hecho de nuevo recientemente. Y cada vez que sea necesario lo volveremos a hacer», señaló Garrido, durante su discurso, pronunciado mezclando el catalán y el castellano.

El acto fue presidido el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, junto a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y en él el Cuerpo condecoró a título póstumo con la Cruz de Plata al magistrado Juan Antonio Ramírez Sunyer, y a con la medalla al mérito con distintivo blanco a la letrada judicial Montserrat del Toro.

PUBLICIDAD

Garrido ha indicado que las actuaciones de la Guardia Civil en defensa del ordenamiento constitucional les han otorgado el respeto de los ciudadanos que creen en el Estado de derecho y el reproche de «quienes conciben la ley como herramienta sometida a la decisión previa de desobedecer».

De éstos últimos ha criticado sus intentos de querer hacer sentir a los guardias civiles amenazados o acobardados, y ha dicho que se enorgullece de ver cómo a su labor policial «responden con patéticas muestras de impotencia y resentimiento», lo que ha generado los aplausos del público.

Garrido ha destacado que la ‘operación Judas’ «enfrenta a todos a la realidad de que las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten con más facilidad en tan solo un rictus capaz de generar destrucción, dolor y sufrimiento».

PUBLICIDAD

También ha señalado que «de la misma manera que ser independentista no es lo mismo que ser catalán, independentismo y terrorismo tampoco son lo mismo».

Pero ha lanzado a un advertimiento a los que pretendan perseguir la independencia de Cataluña con terror: «Los combatiremos sin tregua ni pena».

PUBLICIDAD

Garrido también se ha referido a la inminente sentencia del Tribunal Supremo sobre el proceso independentista, y ha resaltado que, al margen del resultado del fallo, lo que importa a la Guardia Civil es que ha contribuido a la cimentación de esa resolución con un trabajo «objetivo, riguroso y exhaustivo».

En su discurso también ha recordado a las víctimas del atentado de ETA en la Casa Cuartel de Vic (Barcelona) el 29 de mayo de 1991, que dejó 9 muertos, de ellos cinco menores.

LAS REACCIONES AL DISCURSO

Fuentes de la Consejería de Interior de la Generalitat indicaron que los representantes del gobierno catalán y de ‘Mossos’ en el acto se marcharon antes de lo previsto al sentirse ofendidos, «en protesta con los discursos -del jefe del cuerpo en Cataluña, Pedro Garrido- y especialmente las referencias» implícitas al mayor cesado Josep Lluís Trapero y la intendente Teresa Laplana, investigados por la Audiencia Nacional.

No obstante, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha dicho hoy que no tiene «constancia de que nadie abandonara el acto», y ha insistido en la «inmejorable cooperación y colaboración» entre Policía Nacional, Guardia Civil y ‘Mossos’.

En cuanto a la reacción de cara a la sentencia del ‘procés’, Marlaska ha afirmado que «se está evaluando las posibilidades que puedan generarse y crearse, pero adoptando esa previsión se actuará de la forma precisa, proporcional y necesaria conforme al ordenamiento jurídico».

PUBLICIDAD

Respecto a la llamada a la desobediencia civil del presidente catalán, Quim Torra, Marlaska ha afirmado que «como máximo representante de la Administración del Estado en Cataluña, lo que debe hacer y reiterar es la importancia del cumplimiento de la ley en un Estado de derecho».

Preguntado también sobre el discurso de Garrido, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha señalado que, en su opinión, el discurso es «constitucionalista» y que no entiende por qué incomodó a mandos de los ‘Mossos d’Esquadra’.

«¿Qué es lo que molestó exactamente del discurso? Yo no lo entiendo. Me parece que es un discurso constitucionalista de una persona que representa al Estado y que defiende mis libertades», ha manifestado en una entrevista en TVE.

Rivera ha indicado que es «alucinante» que «haya que pedir perdón porque una fuerza de seguridad del Estado tenga presencia en Cataluña», y ha recordado la resolución aprobada recientemente por el Parlamento catalán donde se pedía la salida de la Guardia Civil de esta comunidad.

«No quieren guardias civiles porque detienen a los comandos separatistas que tienen explosivos, porque entran en las sedes de Convergència cuando les pillan con el 3%, por eso les molesta la Guardia Civil», ha expresado en alusión a los casos de corrupción de la antigua CDC.

En este sentido, ha afirmado que a él le «enorgullece» que el Instituto Armado «haga su trabajo» y no le molesta la presencia de esta ni de ninguna otra fuerza del Estado en Cataluña.

VOX también ha expresado su «total apoyo» a las palabras del general jefe de la VII Zona de la Guardia Civil en Cataluña contra los independentistas radicales.

«No podemos más que manifestar nuestro profundo orgullo y total apoyo al general Garrido y nuestra profunda admiración por su discurso. Hacemos nuestras sus palabras», ha expresado la secretaria general del grupo parlamentario de VOX en el Congreso, Macarena Olona.

Al mismo tiempo, ha pedido explicaciones por las informaciones contradictorias sobre la reunión que, después de ese acto, mantuvo la delegada del Gobierno con la cúpula de los ‘Mossos’, supuestamente molestos con el discurso del jefe de la Guardia Civil en Cataluña.

Según la Generalitat, Cunillera aprovechó esa reunión para pedir disculpas por las palabras del general, algo que la Delegación del Gobierno ha negado.

A la espera de que se aclare lo que realmente sucedió, Olona ha recordado las palabras de un representante policial que dijo en el Congreso que los problemas de coordinación entre cuerpos policiales se deben a la «incompetencia» de los delegados del Gobierno, y ha avisado que «si es cierto que se disculpó, es síntoma de que no sabe de por dónde le viene el aire».