PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Guardia Civil condecora a título póstumo con la Cruz de Plata al magistrado Juan Antonio Ramírez Sunyer

Y con la medalla al mérito con distintivo blanco a la letrada judicial Montserrat del Toro, que dirigió el registro de la Consejería de Economía el 20-S y tuvo que salir por el tejadoEl director general de la Guardia Civil, Félix Azón, y el jefe de la Benemérita en Cataluña, Pedro Garrido, entregando la Cruz a Teresa Sánchez, viuda de Ramírez Sunyer (en la imagen pequeña).
|

La Guardia Civil ha condecorado a título póstumo con la Cruz de Plata del Cuerpo al magistrado Juan Antonio Ramírez Sunyer, fallecido el pasado noviembre, quien investigaba los preparativos del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y presuntas irregularidades en torno al proceso separatista cometidos presuntamente por miembros del gobierno autonómico catalán o vinculados a él.

Recientemente, la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, también ha impuesto a Ramírez Sunyer a título póstumo la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort.

PUBLICIDAD

Fue condecorado ayer en el acto de celebración de la Patrona del Cuerpo en Cataluña, en la Comandancia de Barcelona, situada en Sant Andreu de la Barca.

PUBLICIDAD

El director general de la Guardia Civil, Félix Vicente Azón, y el jefe de la Benemérita en Cataluña, Pedro Garrido, entregaron el distintivo a la esposa de Ramírez Sunyer, Teresa Sánchez.

También condecoraron con la medalla al mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco Montserrat del Toro, la letrada judicial que dirigió el registro de la Consejería de Economía del gobierno catalán el 20-S, que llevó a cabo un grupo de la Policía Judicial de la Guardia Civil, y que tuvo que salir por el tejado.

PUBLICIDAD

Además, otorgaron la medalla al mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco al jefe superior de Policía de Cataluña, José Antonio Togores.

Durante el acto se impusieron 3 Cruces de Plata al Mérito de la Guardia Civil, 55 Medallas al Mérito de la Guardia Civil con distintivo Blanco y 17 Medallas al Mérito Militar.
A continuación se celebró un homenaje a los caídos del Cuerpo.
Se llevó a cabo una parada militar y un desfile en el que participaron efectivos a pie de diferentes unidades y especialidades de la Guardia Civil, así como una unidad motorizada compuesta por vehículos del Seprona, de Seguridad Ciudadana, del Grupo de Especialistas en Desactivación de Explosivos (GEDEX), de la Agrupación Rural de Seguridad (ARS) y del Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS)

Entre los asistentes estaban el fiscal de sala del Tribunal Supremo (TS) Javier Zaragoza, fiscal del caso del ‘procés’; el fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres; el inspector general del Ejército, Fernando Aznar Ladrón de Guevara; el presidente de la Audiencia de Barcelona, Antonio Recio; la fiscal jefe de Barcelona, Concepción Talón; el jefe superior de la Policía Nacional, José Antonio Togores, y el alcalde Enric Llorca.

PUBLICIDAD

También estaban presentes el secretario general de la Consejería del Interior, Brauli Duart; el director general de los ‘Mossos d’Esquadra’, Pere Ferrer; el comisario jefe de la policía autonómica, Eduard Sallent; y Daniel Baena, jefe de la policía judicial de la Guardia Civil y máximo responsable de las pesquisas de instrucción del 1-O.

RAMÍREZ SUNYER LLEVÓ A CABO LAS INVESTIGACIONES SOBRE EL 1-0 QUE FUERON LA BASE PARA EL PROCESAMIENTO Y ENJUICIAMIENTO DE 12 LÍDERES SEPARATISTAS EN EL SUPREMO

Ramírez Sunyer, anterior titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona fue quien ordenó el operativo que se llevó a cabo entre el 20 y el 21 de septiembre de 2017 para truncar los planes del referéndum en las Consejerías catalanas de Economía, Presidencia, Gobernación, Trabajo, Exteriores y el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, que desencadenó la importante protesta de unas 40.000 personas a las puertas de la Consejería de Economía, que dirigía entonces Oriol Junqueras.

Se saldó con la detención de 14 personas, la imputación de 20 individuos, 41 registros y la intervención de 9,8 millones de papeletas del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional.

En uno de esos registros, en el domicilio de Josep María Jové, la Guardia Civil encontró el documento Enfocats, la hoja de ruta secreta para la independencia de Cataluña, y una agenda con nombres y reuniones de los supuestos implicados en la misma.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil, por orden del magistrado Ramírez Sunyer, fueron la base que posibilitaron a la entonces magistrada del Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, ordenar la prisión preventiva de los 12 líderes separatistas juzgados por el ‘procés’ en el Tribunal Supremo, entre ellos el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, exconsejeros del gobierno que presidió Carles Puigdemont, huido de la Justicia, la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, y los líderes de la Asamblea Nacional Catalana y Ómnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente.

PUBLICIDAD

El Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona mantiene abierta desde febrero de 2017 esta investigación.

La magistrada Alejandra Gil Llima es la titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona desde el 29 de noviembre de 2018. La plaza quedó vacante la plaza quedó vacante tras el fallecimiento del magistrado Juan Antonio Ramírez Sunyer.

El pasado marzo acordó prorrogar otros 18 meses la investigación de la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, debido a la complejidad de la causa.

EL TESTIMONIO DE DEL TORO, CLAVE PARA LA IMPUTACIÓN POR PRESUNTA REBELIÓN A LA CÚPULA DEL ‘PROCÉS’

La letrada judicial Montserrat del Toro llevó a cabo el registro de la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017, auxiliada por la Policía Judicial de la Guardia Civil, y tuvo que salir del edificio por los tejados y el teatro aledaño, el Coliseum.

El pasado 6 de marzo fue interrogada en el juicio del ‘procés’ en el Tribunal Supremo y narró los detalles de cómo tuvo abandonar el lugar. Confesó que tuvo «miedo» de salir cuando vio lo que había fuera y que llegó a pedir un helicóptero para hacerlo, pero los agentes le dijeron que no era viable porque estaba lleno de antenas.

Del Toro solicitó al presidente del tribunal, el magistrado Manuel Marchena, que las cámaras no tomaran su rostro durante el interrogatorio al que fue sometida, a lo que éste acció y sus declaraciones fueron cubiertas, en imagen, por planos de la sala y de las partes.

La letrada judicial argumentó que quería preservar su imagen para evitar cualquier tipo de represalias contra su persona, una vez que volviera a Barcelona, donde sigue sirviendo en el Juzgado de Instrucción 13.

Sin embargo, al poco rato de estar declarando separatistas comenzaron a publicar su foto en redes sociales, principalmente Twitter, acompañada de mensajes ofensivos.

Del Toro presentó una denuncia ante el Juzgado de Guardia de Barcelona por aquellos mensajes que incitan de forma expresa al ejercicio de la violencia física sobre su persona, además de ser ofensivos y vejatorios.

Recayó en el Juzgado de Instrucción 16 de Barcelona, que abrió diligencias previas.

LAS PALABRAS DE FÉLIZ AZÓN

Félix Azón comenzó su intervención mostrando su satisfacción por poder presidir el acto, máxime cuando este año se celebra el 175 aniversario de la fundación del Cuerpo.

“175 años de historia, en los que la Guardia Civil ha pretendido, a través de su despliegue territorial, ofrecer un servicio de calidad y cercanía a la ciudadanía, tan imprescindible como irrenunciable, erigiéndose en el elemento de referencia y vertebrador de la presencia del Estado en toda la geografía española”, señaló.

Dirigiéndose a los guardias civiles, Azón les animó a que sigan «firmes frente a la adversidad y los riesgos latentes, garantizando la democracia y nuestra convivencia en esta comunidad autónoma, y a seguir en la misma línea, trabajando como venís haciéndolo, pues vuestra entrega dota de excelencia el servicio que prestáis a la sociedad, y ello nos hace sentir orgullosos”. 

También indicó que es para él «un deber, y también un orgullo», agradecerles públicamente su «labor diaria que, aún siendo callada, es un pilar fundamental para la garantía y protección de los derechos y libertades, y para la seguridad ciudadana de nuestro país».

«Un ejemplo de ello es la reciente operación que habéis llevado a cabo bajo la tutela de la Audiencia Nacional y que ha supuesto la detención de 9 integrantes de los llamados CDR y por la que os felicito públicamente”, añadió.

“Pero qué duda cabe de que podéis cumplir con garantía vuestro trabajo gracias al apoyo absoluto, sin restricciones ni condiciones, de vuestras familias, que de un tiempo a esta parte, han vivido de forma muy cercana situaciones de extrema dificultad y desasosiego”, resaltó Félix Azón.

Además, hizo hincapié en que “si bien es cierto que estamos viviendo una etapa convulsa de la historia de Cataluña y, por ende, de España, no debemos olvidar que la Guardia Civil tiene el cariño, el respeto y la admiración de la mayor parte del conjunto de la ciudadanía, nuestra razón de ser”.

El Director General terminó su intervención recordando a los agentes que han perdido su vida en el cumplimiento de su deber.

La Guardia Civil en Cataluña cuenta con más de 3.500 efectivos desplegados en las provincias de Barcelona, Lérida, Gerona y Tarragona.

Están distribuidos en diversas Unidades y especialidades como Intervención de Armas, Servicio de Protección de la Naturaleza, Servicio Marítimo, Servicio Aéreo, Servicio Cinológico, Servicio de Desactivación de Explosivos, Fiscal y Fronteras, Información, Policía Judicial o Montaña, que llevan a cabo las misiones que tiene encomendada como el resguardo fiscal del Estado, la vigilancia de Puertos y Aeropuertos, la protección del medio ambiente, el control de de armas y explosivos, investigación e información, entre otras.