Firmas

A vueltas sobre la independencia e imparcialidad del árbitro en la reforma de la Ley Arbitral inglesa (y II)

A vueltas sobre la independencia e imparcialidad del árbitro en la reforma de la Ley Arbitral inglesa (y II)
Josep Gálvez, en esta segunda entrega, explica los tres principios del "common law" inglés ange la sospecha de parcialidad.
19/9/2023 06:31
|
Actualizado: 19/9/2023 11:10
|

Cuenta una vieja anécdota que un administrativo de una conocida ‘chambers’ en Londres llevaba ya dos años cobrando el sueldo de una libra a la semana, lo que se consideraba más que adecuado para un veinteañero en aquellos tiempos.

Pero el jovenzuelo estaba disconforme así que, armándose del valor necesario y emulando a Oliver Twist, se presentó en el despacho del ‘clerk’ más sénior de la ‘chambers’, el señor Poland, pidiendo un aumento de sueldo.

– ¡Imposible! –le espetó muy alarmado el señor Poland–. Nunca pago a un subalterno más de una libra.

El chaval no se lo tomó a mal, ya que sabía que la actitud del ‘clerk’ respondía al cumplimiento de una norma inflexible en la ‘chambers’.

Pero tampoco no se sorprendió cuando rápidamente el señor Poland concibió un plan y le dijo:

– Por cierto, veo que pasas delante de mi casa casi todas las mañanas… ¿Por qué no te coges un taxi? Yo correré con los gastos.

Sin duda, esta anécdota muestra no solamente la forma de actuar del señor Poland sino que, además, muestra la mentalidad británica más vívidamente de lo que podrían hacerlo una docena de páginas de descripciones.

Estaba claro que el señor Poland era un auténtico esclavo de los precedentes y de las costumbres de obligado cumplimiento en la ‘chambers’, por lo que era imposible que aumentara el sueldo del chaval.

Pero también estaba dispuesto a encontrar una solución para el joven, de tal manera que, a partir de entonces, se abrió en la ‘chambers’ una cuenta de gastos para taxis según parece, a razón de quince chelines semanales.

En fin, volvamos al caso Laker Airways y FLS Aerospace que dejamos colgando la semana pasada.

LAS ALEGACIONES EN EL CASO LAKER AIRWAYS

Recordarán que el asunto ‘Laker’ trata sobre la siempre espinosa cuestión de la independencia arbitral en un proceso en el que intervinieron tanto partes inglesas como norteamericanas.

El problema es que debía decidirse si la designación de un ‘barrister’ como árbitro en un caso en el que interviene otro ‘barrister’ de la misma ‘chambers’, resulta incompatible con la independencia e imparcialidad.

Claro, el problema de fondo era discernir si la conocida independencia entre ‘barristers’ tan propia del sistema jurídico inglés, también podía predicarse en los arbitrajes con dimensión transfronteriza.

Y esto es lo que llevó a la ‘High Court’ de Londres a tener que aplicar la entonces muy novedosa Ley de Arbitraje inglesa de 1996 (‘Arbitration Act 1996) para resolver esta cuestión.

Para fundamentar sus alegaciones, Laker presentó en su solicitud para la revocación del árbitro nombrado por FLS Aerospace una declaración jurada, un ‘affidavit’ en términos ingleses.

Y este ‘affidavit’ venía a decir que oiga, las ‘chambers’ inglesas funcionan igual que los bufetes de abogados estadounidenses, donde los abogados comparten ciertos costes y también ganancias, y se presentaban como profesionales con conocimientos especiales en determinadas materias.

Por si no fuera suficiente, y seguramente para ayudar a la decisión del tribunal inglés, la declaración jurada añadía que sería absolutamente inadmisible que abogados de una misma firma norteamericana asumieran en un arbitraje las funciones de árbitro y abogado de parte.

¿Pero sería esto igual en la siempre particularísima jurisdicción de Inglaterra y Gales?

Por si no fuera suficiente, el «Bar Council» –algo así como el Consejo de la Abogacía española pero únicamente de los ‘barristers’’– también presentó unas alegaciones ya que  la cuestión era de interés público.

Y es que, de revocarse el nombramiento de Stanley Burnton QC, la práctica arbitral británica se vería sustancialmente reducida, ya que sentaría el precedente de que los ‘barrister’ de una misma ‘chambers’ no podrían aceptar instrucciones de diferentes partes en un mismo arbitraje.

Como se imaginarán, en esto había mucho parné en juego y con el dinero, pues no se juega.

LA SOLUCIÓN AL CASO LAKER AIRWAYS Y FLS AEROSPACE

Para sorpresa de muchos, y seguro que obedeciendo a una estrategia procesal, Laker no compareció a la vista señalada ante ‘Mr Justice Rix’.

Esto lo suponía según las leyes procesales inglesas a la retirada de su peticion ante la ‘High Court’ de Londres y por tanto la desestimación directa de la demanda.

Aunque siempre es difícil desentrañar qué hay detrás de cada jugada de ajedrez, especialmente en la jurisdicción de Inglaterra y Gales que de barata no tiene nada, seguramente la retirada de Laker obedecía a un interés.

En concreto evitar lo que ya intuían, una sentencia desestimatoria.

Pero sucedió que el Juez Rix, además de desestimar la demanda de Laker con costas, tuvo a bien resolver dando su opinión sobre el caso, lo que es muy de agradecer cuando hay tanto en juego.

Y vaya si resolvió.

Eso sí, reprochando antes la actitud procesal de Laker, ya que había provocado con su ausencia a la vista que no se hubiera producido un debate contradictorio entre las partes, que de eso se trataba.

Así pues, a pesar del boicoteo de la demandante, ‘Mr Justice Rix’ analizó a la luz de la Arbitration Act 1996 si existían dudas justificables en cuanto a la imparcialidad del árbitro nombrado por formar parte de la misma ‘chambers’ que otro ‘barrister’ de parte.

LOS TRES PRINCIPIOS DEL «COMMON LAW» INGLÉS ANTE LA SOSPECHA DE PARCIALIDAD

Para ello, el Juez Rix consideró que debía aplicar los tres mismos principios del ‘common law’ inglés respecto a aquellas circunstancias que llevan a la sospecha de parcialidad (‘bias’) del juez.

Estos principios se resumen en primero, que “la existencia de parcialidad automática descalifica al juez” (‘actual bias automatically disqualifies a judge’); segundo, que “nadie puede ser juez en su propia causa” (‘no-one can be a judge in his own cause’) y finalmente que “un juez debe ser descalificado cuando exista un peligro real de que sea parcial” (‘a judge is disqualified if there is a real danger that he is biased’).

Y aquí es donde Mr Justice Rix concluyó que Laker no había acreditado con su prueba que la particular organización de ‘chambers’ o que las relaciones entre los ‘barristers’ de una misma ‘chambers’ pudieran dar lugar a dudas justificadas sobre la imparcialidad.

En otras palabras, que si bien es cierto que los ‘barristers’ ingleses comparten las ‘chambers’, también lo es que ejercen de forma independiente los unos de los otros y que, además, no comparten ingresos, a diferencia de los ‘attorneys-at-law’ norteamericanos.

En consecuencia, esta circunstancia no puede dar lugar a la recusación de un ‘barrister’ que actúa como árbitro y que, además, resulta formar parte de la misma ‘chambers’ de otro ‘barrister’ que actúa para una de las partes en el arbitraje en cuestión.

De ahí que, desde la sentencia Laker Airways Inc v. FLS Aerospace Ltd England and Wales High Court (Commercial Court) Apr 20, 1999, el hecho de formar parte de unas mismas ‘chambers’ por sí solo una circunstancia que lleve a la revocación del árbitro.

Y es que desde tiempos remotos es tal la independencia de los ‘barristers’ que les permite ponerse a uno y otro lado de un mismo litigio, lo que puede resultar algo chocante en otras jurisdicciones como por ejemplo en España.

Aunque estoy seguro que a más de uno le encantaría pleitear contra su compañero de filas.

En fin, seguimos con más la semana que viene con más.

Hasta entonces, mis queridos anglófilos. 

Otras Columnas por Josep Gálvez:
Últimas Firmas
  • Opinión | Ética y regulación: pilares del futuro de la Inteligencia Artificial
    Opinión | Ética y regulación: pilares del futuro de la Inteligencia Artificial
  • Opinión | El artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal: un cinturón de castidad/impunidad para la acción penal
    Opinión | El artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal: un cinturón de castidad/impunidad para la acción penal
  • Opinión | El necesario respeto a los plazos en los recursos
    Opinión | El necesario respeto a los plazos en los recursos
  • Opinión | Sobre los estudiantes sin visado: caso Nacho Cano
    Opinión | Sobre los estudiantes sin visado: caso Nacho Cano
  • Opinión | Así afecta la inhabilidad de agosto a los plazos procesales y judiciales
    Opinión | Así afecta la inhabilidad de agosto a los plazos procesales y judiciales