PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Avalancha de nulidades de multidivisa tras calificarlas el Supremo como un producto complejo

La Ley flanqueda por la Justicia (izquierda) y el derecho, escultura que adorna la entrada principal al Tribunal Supremo. Obra de Miguel Blay.La Ley flanqueda por la Justicia (izquierda) y el derecho, escultura que adorna la entrada principal al Tribunal Supremo. Obra de Miguel Blay. Confilegal.
|

Desde que el 30 de junio el Supremo declarara la multidivisa como un derivado financiero complejo se han producido una avalancha de sentencias condenatorias. Y decisión que también respalda el Tribunal de Justicia de la UE en Luxemburgo.

El Supremo argumentaba que la hipoteca multidivisa “dificulta que el cliente se haga una idea cabal de la correlación entre el activo financiado y el pasivo que lo financia pues a la fluctuación del valor del activo adquirido se añade la fluctuación del pasivo contraído”. El alto tribunal cita tanto la variabilidad del interés “ligado a un índice de referencia inusual, el Libor” como la fluctuación de las divisas.

La situación actual es la depreciación del inmueble y la apreciación de la divisa por lo que pasada casi una década puede que el cliente deba más que cuando contrató. Una cantidad “absolutamente desproporcionada respecto al valor del inmueble que financiaron”, señala el Supremo.

“En 2007-2008 la situación era la inversa: los inmuebles estaban en su máximo histórico, el euribor cotizaba al máximo del 5,5% y el yen o el franco suizo resultaban muy atractivos”, señala Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas & Cusí, despacho especializado en derecho bancario y financiero.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Para Navas, “El problema es que las entidades no ofrecieron información adecuada al cliente, no le advirtieron adecuadamente de los riesgos que contraía ni le expusieron los diferentes escenarios posibles”, señala Navas que cifra en 15.000 los afectados, entre ellos, principalmente, funcionarios, empleados de líneas áreas y ejecutivos de multinacionales. “Lamentablemente los bancos se niegan sistemáticamente a llegar a un acuerdo similar al de Bankia con su OPS lo que obliga a pleitear”.

En estos momentos, su despacho cuenta con cerca de 40 casos relacionados con multidivisas, “aunque no paran de llegar casos nuevos”. Hasta la fecha, “hemos llevado cinco y los cinco favorables al cliente”, sentencia. “El pasado 27 de noviembre la Audiencia Provincial de Barcelona nos dio la razón por un cliente con tres multidivisas que sumaban casi un millón de euros”, señala orgulloso Navas.

Luxemburgo

El Tribunal de Justicia de la UE en Luxemburgo también avala la doctrina del Supremo de que la multidivisa es un producto complejo. Así lo señaló en el caso Arpad Kasler de 30 de abril de 2014 en el que reclama la aplicación de la directiva 93/1993 de derechos del consumidor y usuario.

No obstante, una reciente sentencia de Luxemburgo de 3 de diciembre de 2015 niega la categoría de derivado financiero a un préstamo al consumo financiado en divisa extranjera. Los servicios jurídicos de los bancos la esgrimen como argumento contra la nulidad de la hipoteca multidivisa.

PUBLICIDAD

Sin embargo, ya hay sentencias que la rechazan. Así rechazaba recientemente una magistrado las pretensiones del Deutche Bank para evitar la declaración de nulidad: “Ciertamente la STJUE de 3 de diciembre de 2015 ha declarado que no estamos ante un servicio de inversión (…) pero ello no significa que no deba ser informado como consumidor de los riesgos que asume.”

Por su parte, el socio-director de navascusi.com considera de la sentencia de 3 de diciembre de Luxemburgo no afecta a las multidivisas. “Es claro que una cosa es el consumo y otra la inversión; no es lo mismo un préstamo a 3 años que a 20”. Además, Navas recuerda que el Tribunal Supremo fue claro en afirmar que la multidivisa era un derivado financiero. “Lo dijo Luxemburgo y lo ratificó el Supremo”, concluye

PUBLICIDAD