PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La doctora Pinto recurre en apelación el archivo de la denuncia por acoso sexual contra Javier López Madrid

La doctora Elisa Pinto mantiene que hubo acoso sexual por parte del empresario López Madrid y que éste ha intentado manipular la investigación.
|

La doctora  Elisa Pinto recurrirá, en apelación, ante la Audiencia Provincial de Madrid el archivo provisional de la denuncia por acoso sexual, amenaza y agresiones que presentó contra el empresario Javier López Madrid y el comisario de Policía recientemente jubilado, José Manuel Villarejo. 

Así lo ha decretado la magistrada María Belén Sánchez Hernández, titular del Juzgado de Instrucción 39 de Madrid, según ha podido saber Confilegal.

Sánchez Hernández ha tardado nada menos que 9 meses en confirmar el archivo de la causa, tras el recurso de reforma presentado por la defensa de la dermatóloga. El retraso se ha producido en parte por culpa de la tardanza de la fiscal, Rosa Mayoral Hernández, en presentar su escrito pidiendo el sobreseimiento.

De acuerdo con la juez, las versiones de la doctora son contradictorias.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En su escrito, la abogada de Pinto, Ana Blanco, volvió a reafirmar que los hechos, objeto de la denuncia, existieron: “No cabe duda de que el señor López Madrid ha solicitado favores de naturaleza sexual a la doctora, invadiendo su esfera privada de forma persistente e intimatoria. Se ha aportado al respecto suficiente prueba con una extensa pericial acerca de mensajes y fotografías explícitamente sexuales y mensajes de audio identificados por la Guardia Civil mientras se mantenía intervenido el teléfono de la doctora”.

Confilegal ya adelantó en marzo que, de archivarse, apelarían ante la Audiencia Provincial.

No comparte, la magistrada el punto de vista de la letrada de la doctora Pinto: “Del resultado de las diligencias de investigación practicadas no se obtienen tampoco indicios suficientes de la comisión por parte de los investigados de los delitos que se les imputan. En cuanto a las llamadas y mensajes telefónicos y el posicionamiento de los teléfonos de las partes, del resultado de las investigaciones llevadas a cabo en el procedimiento no se han obtenido datos que permitan inferir la participación de los investigados en los hechos”.

Elisa Pinto fue agredida dos veces. La primera el 13 de enero de 2014 en la calle comandante Franco de Madrid. Cuando se hallaba detenida en el interior de su vehículo Sanyong Rodius, un varón le clavó un cuchillo en su hombro izquierdo, al tiempo que le decía “estás indefensa”, por lo que precisó puntos de sutura para su curación.

PUBLICIDAD
Javier López Madrid, el directivo del Grupo Villar Mir, al que la doctora ha denunciado por acoso sexual.
Javier López Madrid, el directivo del Grupo Villar Mir, al que la doctora ha denunciado por acoso sexual.

La segunda vez sucedió el 10 de abril de 2014. Tuvo lugar en la Avenida Pío XII, de Madrid. Cuando se apeó de su vehículo para recoger un objeto del maletero, una persona apareció y le apuñaló en el abdomen, al mismo tiempo que le decía -según relató- “López Madrid quiere que cierres la boca”. Después salió huyendo.

En la denuncia que después presentó en la Comisaría de Policía declaró que “las características físicas eran similares a las de la persona que llevó a cabo la primera agresión, pero que no podía precisarlo “.

“Posteriormente, en un escrito presentado el 11 de abril de 2014 indicó que el autor de la segunda agresión le recordaba a la persona que acompañó a López Madrid al despacho el día 10 de diciembre de 2013”, dice el auto.

PUBLICIDAD

Esa persona, a tenor de la doctora, podía ser Villarejo. En consecuencia, el 30 de enero de 2015 se personó en las dependencias de la Guardia Civil “para presentar una denuncia en la que amplió la anterior indicando que no había sido explícita con toda la información, movida por el terror que sentía por el denunciado y por el comisario Pepe Villarejo, que temía la matasen si revelaba su identidad”.

“Respecto del acoso y seguimientos que se denuncian que ha sufrido el hijo de la denunciante menor de edad, éste manifestó que vio a un señor en los alrededores del colegio y en una ocasión se dirigió a él para decirle que le dijera a su madre que también estaban pendientes de ellos”, relata el auto de la magistrada, que considera que, pese a todo, no hay pruebas de que López Madrid o Villarejo tuvieran nada que ver con los hechos denunciados y que las versiones mantenidas por la mujer son “contradictorias”.

PUBLICIDAD

La defensa de la doctora sigue considerando que hay indicios de delito y que no se han practicado diferentes diligencias solicitadas por la doctora, por lo que apelará, en consecuencia ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Javier López Madrid, contra el que presentó la denuncia por acoso sexual, amenaza y agresiones, es el yerno de Juan Miguel Villar Mir, vicepresidente del Gobierno y ministro de Hacienda bajo la presidencia de Carlos Arias Navarro, en el primer gobierno del Rey Juan Carlos, y presidente del Grupo Villar Mir -del que López Madrid es directivo- que agrupa a la empresa de energía Villar Mir Energía, la siderometalúrgica Ferroatlántica, la sociedad de fertilizantes Fertiberia y las constructoras Grupo OHL y Pacadar.

En la actualidad López Madrid ocupa banquillo en el juicio de las “tarjetas blacks”, junto con el resto de los imputados que, como él, fueron consejeros de Cajamadrid e hicieron uso personal de las tarjetas de crédito. También aparece como investigado en el caso Púnica y en el caso Infoglobal.

PUBLICIDAD