PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Supremo elogia en sentencia el trabajo del abogado del turno de oficio que defendió al pederasta de Ciudad Lineal

Manuel Marchena, presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, ponente de esta sentencia. Carlos Berbell/Confilegal.
|

El tribunal de la Sala Segunda del Tribunal Supremo que resolvió el recurso de casación presentado por el abogado, Cristóbal Sitjar Fernández, en nombre de Antonio Ortiz, el “pederasta de Ciudad Lineal”, ha elogiado de forma expresa en su sentencia la “profesionalida” y “la encomiable dedicación del Letrado que ha asumido la defensa del procesado por el turno de oficio”.

En una sentencia de la que ha sido ponente el presidente de la Sala, Manuel Marchena, señala que se trataba de “un recurso que entraña especial dificultad a la vista de una fase de investigación singularmente prolija, con dictámenes periciales caracterizados por su complejidad y con una actividad probatoria, ya en el plenario”.

El caso exigió a Sitjar Fernández, reconoce el presidente del tribunal, “una importante tarea de estudio con el fin de ofrecer una prueba de descargo que pudiera contrarrestar, en la medida de lo posible, el sólido cuadro incriminatorio que pesaba sobre el procesado”.

En las sentencias del Tribunal Supremo son muy escasas este tipo de referencias al trabajo de los abogados, en general, y de los miembros del turno de oficio, en particular.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

De ahí su relevancia.

“Esa tarea defensiva, aun cuando no haya alcanzado su objetivo principal, encaminado a la absolución del acusado, lo cierto es que ha sido desplegada con una dignidad profesional ciertamente loable. El escrito de formalización del recurso promovido por la defensa, con una extensión nada habitual, es fiel expresión de una infatigable tarea de trabajo, sin duda, dificultada por los rígidos límites que el recurso de casación ofrece como marco de impugnación de una sentencia condenatoria”, dice el ponente en la página 11 del fallo.

Y añade, de forma rotunda, subrayando la importancia del trabajo del turno de oficio: “En supuestos como el que ahora centra nuestra atención, el significado del turno de oficio como instrumento para hacer realidad el compromiso constitucional de asistencia jurídica gratuita a quienes carezcan de recursos para litigar, adquiere todo su valor. Se presenta como un servicio público ofrecido de forma voluntaria por la Abogacía y que garantiza el recurso de casación”.

PUBLICIDAD

El tribunal que vio dicho recurso estuvo formado por los magistrados Francisco Monterde Ferrer, Juan Ramón Berdugo Gómez de la Torre, Luciano Varela Castro, Ana Mará Ferrer García y Marchena, como presidente y ponente.

El fallo confirmó la condena la condena a 70 años y seis meses de prisión que la Audiencia Provincial de Madrid había impuesto al cliente de Sitjar FernándezAntonio Ortiz, por secuestrar y agredir sexualmente a cuatro niñas de entre 5 y 9 años en 2013 y 2014 en Madrid.

El condenado también tiene que pagar una indemnización de 425.000 euros a las víctimas en concepto de responsabilidad civil.

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD