PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Francisco Serrano: ‘Quieren imponer el Gulag a todos los que no comulguen con la ideología de género’

Francisco Serrano, juez de Familia en excedencia y ahora abogado.
|

Francisco Serrano, magistrado en excedencia y director del despacho Serrano Abogados de Sevilla, habla sin tapujos con Confilegal sobre el caso de «la manada», la acogida del Aquarius, la violencia de género y las leyes LGTBI.

Además, se pronuncia sobre la investigación a la juez Mercedes Alaya y la reforma mental por la que aboga la ministra de Justicia, Dolores Delgado. Y revela que ha vuelto a afiliarse a Vox.

PUBLICIDAD

Serrano (1965, Madrid) fue inhabilitado en 2011 por modificar en apenas 24 horas el régimen de visitas establecido para un menor que quería asistir con su abuelo a una procesión.

PUBLICIDAD

La madre del niño le denunció y fue condenado a dos años de inhabilitación, que el Tribunal Supremo elevó tras el recurso a 10 años, más una multa.

Tras un largo calvario, en octubre de 2016 el Tribunal Constitucional revocó la decisión del Supremo. Aun así, el Consejo General del Poder Judicial se negó a reintegrarle en la carrera judicial y condicionaba su incorporación a realizar de nuevo oposiciones.

PUBLICIDAD

Al final, el Supremo acabó rehabilitándole el pasado abril y por fin pudo descolgar su toga. Con ella emprendió un viaje de 1.000 kilómetros con destino Badalona, donde ha ejercido como titular del Juzgado de Primera Instancia y Familia número 7 durante 40 días.

El pasado 31 de mayo concluyó esa etapa, ya que cesó por voluntad propia pidiendo la excedencia “por asuntos particulares” para volver al ejercicio de la abogacía en Sevilla, junto a su familia.

Este madrileño de nacimiento reside en la capital hispalense desde los once años.

PUBLICIDAD

Su primer destino fue como juez de primera instancia en Valverde del Camino (Huelva). Allí estuvo entre 1990 y 1998, hasta que fue elevado a magistrado y ocupó un Juzgado de Familia en su tierra.

¿El poder ejercer de nuevo le ha quitado la espina clavada?

PUBLICIDAD

Sí. Al menos me he sentido compensado por volverme a poner otra vez la toga. Pero no era una una espinita, sino una estaca y en el corazón. Considero que fui injustamente inhabilitado. El caso todavía está pendiente de que el Tribunal de Estrasburgo pueda anular mi condena de inhabilitación culposa por dos años.

¿La lentitud hace injusta a la Justicia? Ha tenido que esperar 8 años para que le dieran la razón…

Una justicia lenta deja de ser justicia. También estoy reclamando judicialmente por la vía administrativa por los daños y perjuicios que he sufrido, porque tendría que haber sido magistrado otra vez en agosto de 2013, pero estuve cerca de seis años indebidamente inhabilitado.

¿Cuál fue su pecado?

Criticar la Biblia de género, las leyes basadas en la ideología de género que se aprobaron bajo las dos legislaturas del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, y que, por cierto, ha mantenido el PP incólume. En política social, el PP y Podemos no se diferencian apenas en nada.

PUBLICIDAD

Desde 1998 llevo diciendo que había que reformar las leyes para proteger a las mujeres que sufrían maltrato, pero dije que la situación no podría revertir de tal forma que se pegara un pendulazo donde se quebraran derechos fundamentales de los hombres por el hecho de ser hombres, y que se considerara a las mujeres víctimas por ser mujeres, porque eso, entre otras cosas, perjudica y también humilla a las mujeres.

Me he sentido machacado por el «lobby» de género, y acosado por esa ideología, y ahora mismo el que no tiene perspectiva ideológica de género es perseguido en este país

¿Se ha sentido perseguido? ¿Acosado?

Me he sentido machacado por el «lobby» de género, y acosado por esa ideología, y ahora mismo el que no tiene perspectiva ideológica de género es perseguido en este país. Me han llamado “el juez machista”, “el cara papa”, “el defensor de maltratadores”… Han llegado a decir que en mi despacho sólo se defiende a maltratadores y pederastas. Barbaridades.

Hace poco han puesto en un tuit que me tendrían que haber metido en una fosa por cabrón. Por supuesto, también lo he denunciado. Y mi caso es un aviso a navegantes. Sólo se puede seguir la ideología que te marcan desde las estructuras del Estado.

Explíquese.

El castigo tan desproporcionado de expulsarme de la carrera judicial no deja de ser una represalia por no haberme amoldado y ser objetiva y socialmente correcto. Ahora se está persiguiendo al magistrado que ha dictado el voto particular de absolución de ‘La Manada’ y al que ha acordado su libertad provisional.

En su momento fui yo, y antes la juez decana de Barcelona María Sanahuja por criticar que se producían situaciones de abuso y que había hombres que estaban siendo injustamente tratados como maltratadores.

¿Qué opina del caso de ‘la manada’?

 No se debe perseguir a nadie por lo que es, sino por lo que hace. A nadie en este país le son simpáticos esos individuos que representan al más casposo machismo, pero en este caso su condena tiene que depender de las pruebas que se practiquen en un juicio y no de lo que digan los manifestantes en la calle.

Y solo se habla de ‘la manada’. Nada del violador en serie de Elche tras violar a 7 mujeres (seis niñas), ni de la violación en Alicante de 10 hombres durante un día a una menor, ni de los 6 violadores de niñas en Cádiz… ¿Cuál es la diferencia? Que los primeros son españoles y los otros, argelinos y marroquíes

Ha habido un montón de casos de manadas mucho más graves. La diferencia es que hay un planteamiento ideológico en que está todo interconectado, que es acabar con el sistema y acabar con el Estado español, y eso pasa ahora mismo por favorecer la inmigración ilegal.

Esto lo alientan los separatistas, la extrema izquierda y no sé si algún poder oculto que está moviendo los hilos en contra de lo que es la Europa que conocemos.

¿La acogida del Aquarius ha sido un gesto de solidaridad?

Es pura demagogia de esa izquierda que simplemente vive de los gestos de progresismo. La inmigración es un problema gravísimo que habría que regular en Europa, pero, además, en origen. En Andalucía han entrado recientemente 1.400 inmigrantes ilegales en tres días. ¿Cómo se va a dar respuesta a eso de aquí a dos o tres años? Tendríamos que regular esto desde sus orígenes y controlar nuestras fronteras porque una cosa es ser solidario, que lo debemos ser, y otra muy diferente, jugar con la vida de personas que caen en manos de las mafias de la inmigración.

La acogida del Aquarius ha sido pura demagogia de esa izquierda que simplemente vive de los gestos del progresismo

¿Qué piensa que está detrás de esa perspectiva de género de la que tanto se habla?

El nuevo aquelarre de género controla las instituciones, y casi a todos los partidos y medios de comunicación. De ahí, que solo se dé publicidad y se pida el linchamiento de los violadores que ellas decidan. Yo pido el mismo trato para todos

Dentro de la dictadura de género hay radicales que ya han perdido la cabeza. Estas personas realmente no defienden a las mujeres, no son feministas. Son activistas de género. Siguen a Valerie Solanas, que hizo el manifiesto SCUM para el exterminio del hombre y que dice que es un simio. Otra feminista radical, Kate Millett, decía que la mujer que se acostaba con un hombre es como la que se acuesta con un enemigo. Entonces, al hombre hay que castrarlo y eliminarlo. O sea que directamente a los campos de concentración.

¿Qué opina de que la ministra de Defensa espere que la sentencia final del Supremo a ‘la manada’ se ajuste al sentir popular?

¡En vez de decir que se ajuste a derecho! Viniendo, además, de una magistrada en excedencia me parece una barbaridad. Esto conecta con toda esa ideología.

Trofim Lysenko, el filósofo de Stalin, decía que el derecho tenía que estar sometido al poder político y al que no estaba de acuerdo, había que reeducarle.

¿Y cómo se le reeducaba? Se le mandaba a un Gulag. Esto es lo mismo. Aquí está por encima de todo la ideología de género. Y los jueces no tienen que tener perspectiva de género, sino estar sometidos al imperio de la ley, a la legalidad, a la objetividad y a la imparcialidad.

La titular de Justicia habla de la necesidad de una “reforma mental”. ¿Qué le parece?

En diciembre de 2009, la presidenta del Observatorio de Violencia de género, Inmaculada Montalván, dijo que tenían que apartarme de la carrera judicial por mi pensamiento desviado. Tres meses después buscaron la causa. Ahora quieren imponer el Gulag a todos los jueces.

¿Y qué piensa de que se pretenda “normalizar” en la educación la doctrina LGTBI?

Es otro «lobby» de poder que se está imponiendo en España por encima del poder político y de las leyes. Y está imponiéndose a través de una normativa.

Es un disparate que en niños con 4 ó 5 años se promocione la homosexualidad. Queremos jugar a ser pequeños dioses y estar por encima de la naturaleza.

Por cierto, la Ley LGTBI la promovió la expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes, del Partido Popular….

En política social, Podemos y el PP, como ya he dicho antes, no se diferencian en nada. El único partido que parece estar directamente en contra de esas políticas de género es VOX. Y cada vez hay más gente que se está dando cuenta de la mentira que están fomentando todos los partidos, incluido Ciudadanos

¿Cree que el Partido Popular recuperará los valores de su ideario?

Tendría que reestructurarse totalmente.

¿Por qué candidato apostaría?

No quiero pronunciarme por ninguno. No apostaría por ellos, porque todos han sido partícipes de la situación de traición a la que me estoy refiriendo. Haría falta una reestructuración de la derecha española.

El único que creo que puede salvar la situación de la unidad de España es VOX. Me he vuelto a afiliar a ese partido tras pedir la excedencia

¿Se siente representado por algún partido?

El único que creo que puede salvar la situación de la unidad de España es VOX. Me he vuelto a afiliar a ese partido tras pedir la excedencia. Coincide con mis principios, ideas y valores.

De acuerdo a los sondeos, está en ascenso demoscópico…

Lo vivo esperanzado. La esperanza nunca la podemos perder si queremos lo mejor para España. Si la perdemos y, además, sigue este gobierno populista de izquierda, estamos abocados a la desaparición de la España que conocemos

En su estancia en Badalona ha vivido de cerca el separatismo. ¿Qué sensaciones le ha dejado?

Una sensación agridulce. Vengo encantado con mis compañeros y amigos, pero he mucha gente que se siente abandonada por el Estado español. Se sienten amenazados y amordazados por una minoría en Cataluña. Y esa minoría va creciendo a costa de la educación y de la implantación del adoctrinamiento.

Igual que la ideología de género nos la están metiendo a base de adoctrinamiento, en Cataluña las mentiras del independentismo y el nacionalismo las introducen con adoctrinamiento en las escuelas.

Lo malo es que dentro de 25 años esto ya va a resultar irreversible, porque los jóvenes catalanes van a creer realmente que España les odia, les maltrata y es el enemigo a batir y del que se tienen que separar.

¿Cuál es la solución a este conflicto? Se levanta el 155 y acto seguido el Gobierno catalán anuncia la reapertura de las embajadas…

Esto es de cachondeo. Hay que acabar con ese adoctrinamiento en las escuelas y los colegios, y que realmente se dé amparo a esa sociedad catalana que está reclamando ser protegida.

¿Espera que el Gobierno actúe en este sentido?

No esperaba nada del anterior, ¿voy a esperar algo de este? ¿Qué podemos esperar de un Gobierno que ha venido por la puerta de atrás, precisamente pactando con los nacionalistas y que está pagando ya las deudas con ellos? Absolutamente nada.

La formación de los jueces en violencia de género es de las primeras leyes que ha llevado el PSOE al Congreso. ¿Qué opina?

Ahora llaman formación a lo que es mero adoctrinamiento: jueces sometidos a la dictadura de género porque hay que formarlos en la doctrina de pensamiento único.

Cuando a los jueces se les dice que tienen que estar preparados y formados en perspectiva de género algo anda mal en ese Estado, porque nos estamos volviendo a estados de tintes totalitarios.

Ahora llaman formación a lo que es mero adoctrinamiento: jueces sometidos a la dictadura de género porque hay que formarlos en la doctrina de pensamiento único

Memoria Histórica, ¿sí o no?

Histórica y rigurosa, sí. Memoria histérica y sectaria, no. Como en la canción de Jarcha, la fiesta en paz y libertad sin ira. Tuvimos una transición muy pacífica en la que cerramos viejas heridas, y ahora hay otra vez revanchismo guerracivilista por parte de resentidos. Los muertos los debemos dejar donde están y la historia contará lo bueno y lo malo de un bando y otro. 

¿Y de la eutanasia qué opina?

Que lo que habría que legislar en esta materia es sobre leyes que regulen los cuidados paliativos, y no legislar para adelantar la muerte. Desde luego, es mucho más barato matar que evitar el sufrimiento.

El Gobierno alardea de ser feminista. ¿Qué valoración hace de ese feminismo de Pedro Sánchez?

Que eso no tiene nada que ver con el feminismo. Feminista soy yo.

¿Y qué dice de la política de cuotas?

Que le viene muy bien a las personas que son más inútiles y que no pueden alcanzar sus objetivos por mérito y capacidad. Si yo fuera presidente del Gobierno querría en mi equipo a las personas más preparadas y cualificadas. Me daría igual su sexo, su identidad y orientación sexual

¿Qué es lo que más le preocupa ahora mismo de la política española?

La unidad del país, la ideología de género, el paro, las pensiones, la inmigración ilegal… En definitiva, buscar un Gobierno, no ya de izquierda ni de derecha, sino que esté basado en el orden y la decencia.

Háblenos de su estancia al frente del juzgado de Familia de Badalona. ¿Ha dictado muchas sentencias?

En 40 días he dictado casi 100, no está mal. El Derecho de Familia catalán supone un avance envidiable con respecto al resto del territorio español. La custodia compartida está muchísimo más avanzada.

En Andalucía el porcentaje todavía es bajo, pero en Badalona se aplica el régimen de custodia compartida por encima del 50 y el 60% de los casos. Además, con el beneplácito y con toda la sensibilidad de profesionales y del Ministerio Fiscal.

¿La considera el mejor modelo?

Sí, ya que los niños no tienen que separarse ni de su padre ni de su madre. Ahora se da la custodia exclusiva, y muchas veces a las madres. Me parece increíble que el actual feminismo se oponga al modelo de custodia compartida como modelo preferente. Yo propongo que se tenga como referente, salvo que se acredite que para el niño es mejor un régimen monoparental por falta de idoneidad o imposibilidad física de uno de los progenitores

¿En algo más nos llevan ventaja en Cataluña?

Tienen un Código de Familia muy desarrollado, con una mejor regulación, que establece obligatoriamente que el padre y la madre que se vayan a divorciar establezcan un plan de parentalidad pensando sobre todo en el interés de los hijos. También existe la figura del coordinador parental para cuando haya conflictos.

¿Se producen fraudes para evitarla?

Mediante la interposición de denuncias por violencia de género, como aconsejan algunos abogados en situaciones de separación. Ese es otro gol que metió el lobby de género en la normativa civil. Si una mujer no quiere la custodia compartida, dice que su marido le maltrata psicológicamente y ya no puede haber custodia compartida.

No sólo hay denuncias falsas, también hay abusivas, fraudulentas, instrumentales, las que se consiguen precisamente como esa que he dicho que se formula por el único fin de evitar la custodia compartida

¿Qué cifras de denuncias falsas maneja?

De cien denuncias de violencia de género, a lo mejor cinco son reales y hay otras mujeres que están en peligro y no se atreven a denunciar precisamente ante el colapso del sistema por el abuso que existe.

Las denuncias falsas tienen efectos destructivos como la detención. Muchas veces se detiene más que por medidas de riesgo, por medidas de prevención del propio policía o el juez, no vaya a ser que pase algo. La gente vive asustada por esa dictadura de género.

No sólo hay denuncias falsas, también hay abusivas, fraudulentas, instrumentales, las que se consiguen precisamente como esa que he dicho que se formula por el único fin de evitar la custodia compartida.

El martes impartirá una conferencia en Tenerife sobre el interés del menor por encima de los intereses ideológicos. Adelántenos algo.

Voy a hablar de que ha de prevalecer el interés de los niños, pero eliminando los estereotipos de sexo, porque quitando el tema de la lactancia, hombres y mujeres tenemos que estar cualificados y preparados para atender y cuidarlos. Y es la mejor forma de que la mujer pueda empoderarse en la sociedad, entre otras cosas.

Voy a contar todos los problemas que está generando esa ideologización que se está cargando a las familias como institución que estructura la sociedad… Se quieren cargar el sistema desde sus cimientos. Quieren acabar con las familias y con la figura del padre.

Precisamente, usted se reinventó con un despacho legal –Serrano Abogados–, especializado en la defensa de víctimas de las leyes de género. ¿Qué otros temas llevan?

Lo tratamos todo. En mi despacho hay ocho profesionales que abordan todas las materias, y también estamos asociados con el Despacho Fortuni, de Madrid, que también lleva asuntos mercantiles.

¿Para cuándo tiene pensado regresar a la magistratura?

 Puedo estar un mínimo de dos años y un máximo de 10. Mi idea es volver antes de la jubilación y retirarme como magistrado. He regresado a Sevilla porque tengo a mi familia y mi despacho profesional. Mi hija mayor ha estudiado Derecho, y quiero que me suceda en el bufete. Por cierto, ha hecho un máster de coordinador parental en la Rey Juan Carlos, le dieron el diploma el sábado, y yo di una conferencia de clausura.

Por cierto, ¿qué le parece que el Poder Judicial estudie sancionar a la juez Alaya como consecuencia de unas declaraciones en las que afirmó que entregar la instrucción a la Fiscalía supondría “un hachazo a la independencia judicial”?

La libertad de expresión y la de opinión en España se rigen por la ley del embudo: depende de quién opine. Depende lo que se diga y quién lo diga o se sanciona o se salta. Creía que el Ministerio Fiscal se rige por el principio de dependencia jerárquica. Por eso mismo, cuando llega un Gobierno nuevo lo primero que hace es cambiar al fiscal general. Las leyes que mejor funcionan en nuestro país son la ley de la gravedad, la ley del embudo, y la ley del péndulo. Lo digo con un tono irónico.