PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Una periodista francesa afirma que Vela le confesó que regaló a Inés Madrigal

EL PRIMER JUICIO DE BEBÉS ROBADOS EN ESPAÑA HA QUEDADO VISTO PARA SENTENCIAEduardo Vela, ya jubilado, se enfrenta a una petición fiscal de 11 años de cárcel; la acusación solicita 13./ EP.
|

La periodista francesa Emilie Delphine ha asegurado hoy en el juicio contra el doctor Eduardo Vela, juzgado por un caso de bebés robados de 1969, que éste le reconoció en 2013, durante una charla en su consulta, que cuando Inés Madrigal nació se la regalaron al matrimonio formado por Pablo Madrigal e Inés Pérez, pero que estos no pagaron nada a cambio.

Por su parte, una amiga del matrimonio ha recordado que Inés Pérez no podía tener hijos y que consiguió el bebé a través de un sacerdote que conocía a un médico, pero ha asegurado que no recuerda si se trata del doctor Vela.

PUBLICIDAD

Inés Madrigal es la primera denunciante que ha conseguido sentar al exdirector de la clínica San Ramón de Madrid en el banquillo de los acusados.

PUBLICIDAD

Dicha clínica, ubicada en el paseo de La Habana de Madrid, está considerada el epicentro del entramado de bebés robados, una trama que se extendió por toda España entre la década de los 60 y hasta los 90. Se estima que hay unos 3.000 afectados.

Es la primera causa sobre este asunto que ha llegado a juicio en España, y el testimonio de esta periodista es clave para sustentar la acusación contra el ginecólogo, ya jubilado, ya que la madre de Inés Madrigal falleció en diciembre de 2016, a los 93 años.

PUBLICIDAD

La periodista Emilie Delphine ha declarado por videoconferencia ante el tribunal de la sección séptima de la Audiencia Nacional que juzga al exdirector de la Clínica San Ramón.

Ha relatado que vino a Madrid en 2013 para realizar un reportaje sobre el caso de los niños robados. El 10 de diciembre de ese año, logró hablar con Vela en su consulta haciéndose pasar por una paciente e hizo una cámara oculta. Ha dicho que durante la conversación estaba presente la mujer del ginecólogo, Adela Bermejo.

En la charla, le preguntó sobre Inés Madrigal y éste le confesó que se la había regalado a su madre, sin que tuviera que pagar.

PUBLICIDAD

A preguntas del abogado de Vela, ha detallado que entregó el vídeo de la cámara oculta a la defensa de Inés Madrigal, denunciante y presidenta de la organización SOS Bebés Robados de Murcia.

DECLARAN CINCO TESTIGOS

A lo largo de esta sesión, el tribunal ha escuchado la declaración de cinco testigos, y el juicio, que arrancó el pasado 26 de junio, ha quedado visto para sentencia.

PUBLICIDAD

El ginecólogo quiso aplazarlo, pero el examen forense que se le practicó descartó una enfermedad degenerativa como pretendía alegar.

En la primera sesión, Eduardo Vela negó todos los delitos que se le imputan; de sustracción de menores, suposición del parto, falsedad documental y detención ilegal. Su abogado alegó que están prescritos.

La segunda sesión fue pospuesta por el ingreso de Vela unas horas antes en urgencias, por mareos. Recientemente, los forenses han determinado que el médico podía volver a sentarse en el banquillo.

‘VELA RECONOCIÓ EN 2014 QUE QUEMÓ LOS HISTORIALES’, SEGÚN UN POLICÍA

La sesión de hoy ha arrancado con el testimomio de un subinspector de la Policía Nacional que intervino en la investigación contra el doctor Eduardo Vela y ha detallado cómo se desarrollaron las pesquisas a instancias del juzgado y la Fiscalía.

Ha informado de que el ginecólogo le reconoció en 2014, durante una conversación telefónica, que en la clínica San Ramón se quemaban los libros de registro de las adopciones irregulares.

PUBLICIDAD

«Me comentó que Las adopciones tenían dos fases. Una primera inicial en el que se mantenía la historia y, una segunda, en la que la ley vigente les obligaba a destruir todos los historiales», ha detallado este policía nacional.

Y ha añadido que había indicios de que existía una trama encabezada por Vela en la que se utilizaba a chicas de centros de acogida que no querían quedarse con su bebé, pero «luego se les agotó esta fuente y comenzaron a haber otros casos en clínicas como la de San Ramón».

LA FISCALÍA MANTIENE SU PETICIÓN DE 11 AÑOS DE CÁRCEL

Para el Ministerio Público, el acusado es autor como cooperador necesario de los delitos de detención ilegal de una menor de edad, suposición de parto y falsedad documental. 

La fiscal ha mantenido su petición de 11 años de prisión para el ginecólogo, y que sea condenado a indemnizar a Inés Madrigal con 350.000 euros, mientras que la acusación ha solicitado 13 años por presuntamente haber entregado a la niña contra la voluntad de la madre biológica.

Por su parte, la defensa ha reclamado su absolución por falta de pruebas y la prescripción de los delitos por el tiempo transcurrido, y ha alegado dilaciones indebidas.

Tanto la fiscal como la acusación han pedido que la Audiencia Nacional deduzca testimonio contra la mujer del ginecólogo, por estimar que ha guardado silencio en este procedimiento, a pesar de que, a su juicio, sabe quiénes son los padres biológicos de Inés Madrigal.

En cuanto a la prescripción, ha recalcado que la conducta ilícita no ha cesado y que sería en 2010 cuando podría empezar a computar el plazo en el que vence el delito imputado. En esta fecha, Madrigal solicitó al registro civil su partida de nacimiento, descubriendo «el ajo».