PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

García Castellón archiva la pieza en la que investigaba el supuesto encargo de Corinna a Villarejo

En el auto, conocido hoy, el magistrado señala que en este momento "los indicios existentes no permiten razonablemente sostener la imputación".
| | Actualizado: 28/10/2020 17:08

El titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha acordado el sobreseimiento provisional y archivo de la pieza número 5, conocida como Carol, perteneciente a la operación ‘Tandem’, en la que se investigaba un supuesto encargo de Corinna Larsen al comisario jubilado José Manuel Villarejo.

En el auto, conocido hoy, el magistrado señala que en este momento «los indicios existentes no permiten razonablemente sostener la imputación y, por tanto, la falta de elementos indiciarios, resultan suficientes para archivar provisionalmente la pieza, como ya se hizo en 2018″.

El Ministerio Fiscal ya interesó la semana pasada el sobreseimiento provisional de las actuaciones al entender que «no existían elementos suficientes» que permitieran sostener la comisión de delitos de cohecho ni de descubrimiento de secretos en los supuestos encargos, por lo que solicitaba el archivo del procedimiento.

García Castellón repasa las diferentes actuaciones practicadas a lo largo de la instrucción de este pieza y señala que la policía informó de que no se habían realizado consultas en ficheros policiales relativas a la persona sobre la que supuestamente se realizó el encargo entre el 7 de octubre de 2016 y el 3 de noviembre de 2017.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Corinna habría solicitado a Villarejo información sobre una asistente personal española de la que sospechaba que pudiera estar filtrando información de su vida privada.

De forma paralela, y sobre la misma persona y periodo de tiempo, únicamente se registró en el fichero una consulta por parte de una persona que no pertenece a la policía. “En consecuencia, las consultas realizadas en estos ficheros permiten descartar cualquier acción encaminada a la obtención ilícita de información”, indica el juez.

El magistrado explica que el oficio policial del 15 de septiembre contiene una serie de extractos procedentes de la agenda de Villarejo, en donde se refieren diversas notas en la que aparece Corinna.

“De las entradas transcritas se podría inferir que se mantuvo el contacto entre el sr. Villarejo  y la sra. Corinna Larsen, si bien es cierto que no se ha podido encontrar ninguna entrada que confirme que el día 8 (se desconoce de qué mes) se vieran de nuevo ambos, ni han aparecido más audios o grabaciones que constate que pudo haber nuevas citas y con qué finalidad”.

PUBLICIDAD

Por tanto, continúa, el instructor, «pese a la llamativo a de las anotaciones, estas entradas no aportan elementos indiciarios relevantes para poder esclarecer las encomiendas objeto de investigación, no pudiendo configurarse como el soporte sobre el que sostener una nueva línea de investigación».

No descarta que de aparecer nuevos indicios se abra de nuevo la causa

Llegado a este punto, agrega, “no queda otra opción más que el archivo de la causa, una vez que esta se ha solicitado por el Ministerio Fiscal, debiendo proceder, en consecuencia, conforme al artículo 641.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), al no resultar posible seguir adelante con la investigación de un posible delito cometido en el extranjero sin salvar el requisito de procedibilidad que supone la querella del Ministerio Fiscal, quien ha puesto de manifiesto de forma clara y contundente su intención de cerrar la investigación al no apreciar la existencia de indicios de criminalidad de un delito”.

Esta pieza de la operación ‘Tandém’ ya fue archivada provisionalmente el 7 de septiembre de 2018 por el anterior instructor de la macrocausa, Diego de Egea, quien no veía indicios para continuar investigando ni al comisario jubilado ni a su socio.

PUBLICIDAD

Sin embargo, fue reabierta el pasado 27 de julio por García Castellón al considerar que debía esclarecerse si el supuesto encargo llegó a materializarse y si se abonó cantidad por ello, lo que en tal caso podría constituir delitos de cohecho activo y pasivo.

Ahora, «los indicios existentes no permiten razonablemente sostener la imputación», por lo que la causa se archiva de nuevo.

PUBLICIDAD

Así todo, el magistrado de la Audiencia Nacional advierte que «se trata de un archivo provisional y no podría descartarse que, de aparecer nuevos indicios, se procediera a una nueva reapertura”.