PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

TSJCat, CICAC e ICAB elaboran una guía de buenas prácticas en la presentación de escritos y actuaciones judiciales

El objetivo es que contribuyan a una mayor agilización de los trámites, claridad en los mismos y proximidad a los justiciables con un lenguaje "accesible y conciso"El presidente del TSJCat, Jesús María Barrientos, y la presidenta del Consejo de la Abogacía Catalana y decana del Colegio de Abogados de Barcelona, Maria Eugènia Gay, firmando la guía, que ha sido presentada hoy.
| | Actualizado: 13/01/2021 13:10

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJCat), Jesús María Barrientos, y la presidenta del Consejo de la Abogacía Catalana (CICAC) y decana del Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB), Maria Eugènia Gay, han elaborado una ‘Guía de buenas prácticas en la presentación de escritos y actuaciones judiciales’.

La han presentado hoy.

Ha sido consensuada en el seno de la Comisión Mixta TSJCat-CICAC- ICAB y aprobada por el Pleno de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el pasado 20 de noviembre.

Según han informado el TSJCat, el CICAC y el ICAB en un comunicado conjunto, el propósito que persigue esta guía de buenas prácticas se dirige a la presentación de escritos por parte de quienes ejercen la abogacía, en los informes orales que realizan ante los tribunales y en las propias resoluciones judiciales por parte de los jueces de modo que «la actividad judicial resulte más ágil y eficiente en beneficio de todos».

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Esta guía de buenas prácticas recoge orientaciones sobre redacción de escritos, «en la búsqueda de un lenguaje conciso, comprensible, asequible para el justiciable».

Se incluyen recomendaciones sobre la extensión de documentos de acuerdo a la complejidad de los mismos, pero que, por ejemplo en la presentación de una demanda de complejidad media-alta no superen los 30 folios, narrar con claridad hechos, incluir numeración, reducir a lo mínimo imprescindible la citas de jurisprudencia y en el caso de que se incluyan que se haga con la referencia completa.

Asimismo, se incluyen recomendaciones para «agilizar y optimizar» el tiempo en las intervenciones orales.

Según se destaca en el documento, “cuanto más claro y conciso sea un escrito procesal más ventajas reportará para todos», para quienes ejercen la abogacía, por cuanto «le permitirá centrar la controversia con mayor grado de concreción», desechando aquello que por redundante o por superfluo resultaba innecesario incorporar; para su cliente, que «verá reflejado su problema con mayor facilidad», y para el juez, quien «podrá dedicar todos sus esfuerzos a estudiar lo sustancial del asunto, facilitando de esta manera su ágil enjuiciamiento y resolución».

PUBLICIDAD

Esta guía señala que lo mismo ocurre con las resoluciones judiciales: «Debe abandonarse la práctica de copiar largos párrafos de jurisprudencia para profundizar en la motivación del caso concreto”.

DESCARGAR LA GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS SOBRE ESCRITOS INFORMES Y ACTUACIONES JUDICIALES

Según ha informado el TSJCat, el CICAC y el ICAB esta guía de buenas prácticas se inspira en una larga referencia gubernativa y procesal, desde el Tribunal Supremo al Tribunal General de la Unión Europea o el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

«Son reglas indicativas u orientativas cuya función es exclusivamente la de convencer a los destinatarios acerca de cuál es la mejor forma de proceder en cada una de las concretas situaciones a las que se hace referencia», explican.

PUBLICIDAD

El propósito de los firmantes es que «estas reglas indicativas, orientativas, se conviertan en una Guía abierta, que periódicamente pueda ser revisada para ir incluyendo o excluyendo jurisdicciones y cuestiones, conforme la experiencia práctica lo vaya haciendo aconsejable».

Además, pretenden que «pueda incidir especialmente en los casos en los que la litigiosidad se ha masificado, como ocurre en el ámbito de la legislación de consumidores, y facilitar así la respuesta judicial».

PUBLICIDAD

«Tanto desde el TSJCat como desde CICAC e ICAB se pretende impulsar el uso extensivo de esta guía teniendo en el horizonte el previsible aumento de asuntos que registrará los juzgados y tribunales como consecuencia de la pandemia generada por el coronavirus», exponen.

Noticias relacionadas:

El Ministerio de Justicia y la Real Academia Española formarán equipos de trabajo para modernizar el lenguaje jurídico

Juan Carlos Campo: ‘Existe un derecho de los ciudadanos a comprender el lenguaje jurídico’

PUBLICIDAD