PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El bigotes: ‘Ningún empresario ha pagado al PP por amor a las gaviotas, sino porque ha recibido algo’

MARJALIZA REITERA QUE ENTREGÓ un sobre con 60.000 EUROS a BÁRCENAS y lapuerta El responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, 'El Bigotes', considerado el número 3 de la Gürtel, ha declarado hoy ante el juez ante que investiga la presunta 'caja B' del PP en calidad de testigo./ EP
|

Álvaro Pérez Alonso, ‘el bigotes’, condenado por la ‘Gürtel’ ha declarado hoy ante el juez José de la Mata, que investiga la presunta financiación ilegal del PP, que “ningún empresario que ha pagado” al partido lo ha hecho “por amor a las dos gaviotas”, sino por haber “recibido algo” a cambio.

‘El bigotes’ ha asegurado que “en el PP existía una connivencia con empresarios para ver cómo se podía avanzar en la adjudicación de obra publica de forma ilícita”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ha afirmado que el líder de la trama corrupta, Francisco Correa, le dijo que el PP implantó un “sistema para adjudicar” obra pública que implicaba el pago de comisiones ilegales por parte de empresarios.

Eso ha sido lo que ha manifestado ante el juez Álvaro Pérez, que ha declarado en calidad de testigo, según ha informado el abogado de IU, que ejerce la acusación popular, Juan Moreno.

Juan Moreno ha contado que Álvaro Pérez ha explicado cómo Correa “ponía en marcha una maquinaria para contratar con un empresario” y a partir de ahí “contactar” con el extesorero ‘popular’ Luis Bárcenas o con el “grupo” de dirigentes del partido que participaron en este sistema con las empresas de ‘Gürtel’.

PUBLICIDAD

Ha dicho que ‘el bigotes’ ha mencionado al exalcalde de Pozuelo Jesús Sepúlveda y el exdiputado por Segovia Jesús Merino, ambos condenados por las actividades de la trama corrupta.

“A partir de ahí se ponía en marcha la búsqueda de captación de cargos públicos para que adjudicara esa obra publica. Esa mecánica ilícita y criminal ha quedado patente en la declaración del señor Pérez”, ha indicado el letrado de IU.

PUBLICIDAD

Además, ‘el bigotes’ ha aprovechado su declaración ante el juez para quejarse de que los empresarios valencianos que fueron juzgados junto a él por financiar de forma ilegal al PP en esa comunidad “están en su casa y él en prisión”, ya que llegaron a un acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción y recibieron condenas inferiores a dos años de cárcel.

PUBLICIDAD

Está interno en la cárcel de Valdemoro, cumpliendo diversas condenas por su actividad en la trama que lideraba Francisco Correa.

Álvaro Pérez lucía antes barba; “un bigote espléndido” con el que “no pasaba desapercibido” y nadie lo olvidaba, según decía; de ahí su apodo./ TVE.

LA INTENCIÓN DE ESE DONATIVO A LA DIRECCIÓN NACIONAL, SEGÚN MARJALIZA, ERA TENER UN GESTO CON EL PARTIDO

Hoy también comparecido ante el juez De la Mata el constructor y presunto ‘cerebro’ de la trama Púnica David Marjaliza, en su caso como investigado.

Ambos han sido citados por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 a petición de IU, a raíz de las declaraciones que han hecho en los últimos meses en sede judicial y que, para la formación, aportarían más pruebas a la supuesta existencia de una ‘caja B’ en el PP.

IU pidió la citación de ‘el bigotes’ porque en el juicio sobre la financiación irregular del PP valenciano, celebrado a principios de año y por el que fue condenado, manifestó su amplio conocimiento de lo que ocurría en la sede nacional del PP, donde, según él, “se movía con total libertad”.

También reconoció su participación en diferentes hechos relacionados con actividades ilícitas relacionadas con la financiación del partido.

PUBLICIDAD

Por su parte, Marjaliza declaró el pasado verano ante el juez de la Púnica, Manuel García Castellón, que pagó 60.000 euros en metálico a Luis Bárcenas y a su predecesor en el cargo de tesorero, Álvaro Lapuerta, en un despacho de sede del PP en Génova.

Este constructor, que colabora con la investigación desde 2015, se ha ratificado en esas declaraciones.

Marjaliza ha contado que iba acompañado del exconcejal del Ayuntamiento de Madrid José Fernández Bonet.

David Marjaliza quedó en libertad provisional en diciembre de 2015, tras pasar 14 meses en prisión, al pagar una fianza de 100.000 euros impuesta por el juez Eloy Velasco./ EP

“Llegamos a la sede. Bonet fue el que entró y habló en recepción y una vez habló, pasamos al ascensor y subimos a una planta, no sé si la quinta o la sexta, y entramos en un despacho y estaban estos señores. Fue un café de diez o quince minutos, más o menos”, ha relatado el empresario.

Ha indicado que entregó el dinero en efectivo en “un sobre”, que dejó encima de la mesa y se fue, y ha puntualizado que aquella “fue la única vez”.

Según ha manifestado, Granados le había informado de que 60.000 euros era “la donación máxima que se podía hacer de forma anónima, sin que tuviera que ir con un DNI”.

Marjaliza ha afirmado que el dinero salía de una de sus empresas y no tenía una contrapartida directa, y era “un gesto, nada más, para ayudar a la campaña de las municipales y autonómicas” de 2007 en “la pelea” entre Ignacio González y el propio Granados por la sucesión de Esperanza Aguirre en la presidencia del PP madrileño.

El pasado enero, también declaró que pagó comisiones de entre 3.000 y 6.000 euros a políticos del PP, PSOE e IU entre 2000 y 2013  a cambio de que adjudicaran a sus empresas la construcción de vivienda pública en localidades como Parla, Getafe y Valdemoro, esta última epicentro de la trama Púnica.

‘EL ALBONDIGUILLA’ DICE QUE AVISÓ A MORENO BONILLA DE QUE BÁRCENAS PRESIONABA PARA ADJUDICAR CONTRATOS

Este pasado miércoles compareció ante De la Mata el exalcalde de la localidad madrileña de Boadilla del Monte Arturo González Panero, conocido como ‘el albondiguilla’. 

Declaró que en 2005 informó al actual presidente del PP andaluz y candidato a presidir la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, de que el entonces tesorero del partido, Luis Bárcenas, le estaba presionando para adjudicar contratos a empresas concretas, supuestas donantes del PP, según explicó a los medios a su salida de la Audiencia Nacional.

El albondiguilla, que declaró en calidad de testigo, afirmó que en Génova eran conscientes de las maniobras de Bárcenas, quien cumple condena de 33 años de cárcel por las actividades de la trama ‘Gürtel’.

En 2005 Moreno Bonilla era diputado del PP en el Congreso y en el organigrama del partido ocupaba el puesto de secretario de Política Local, razón por la que fue el que habría recibido al exalcalde ‘popular’ de Boadilla, aunque éste había solicitado reunirse con Soraya Sáenz de Santamaría, quien entonces ocupaba el cargo de secretaria ejecutiva de Política Autonómica y Local.

Preguntado por qué le contestó Bonilla, ‘el albondiguilla’ contestó que sólo le dio las “gracias”. “Me dijo gracias, lo tendremos en cuenta y adiós muy buenas”, afirmó.

IU ha pedido hoy al juez que llame a declarar a Moreno Bonilla como testigo.

Por su parte, el PP ha anunciado que va a presentar una querella “por falso testimonio” contra Arturo González Panero. Fuentes del PP han aseverado que lo dicho por González Panero es “rotundamente falso”, y han manifestado que el exalcalde de Boadilla del Monte es “un corrupto al que el Ayuntamiento de Boadilla”, gobernado por el PP, “pide 50 años de cárcel”.

En su declaración ante el juez, el exalcalde de Boadilla del Monte aseguró que en el verano de 2004, durante la fiesta del primer aniversario del Sport Center ‘Manolo Santana’, en Boadilla, el entonces presidente del PP, Mariano Rajoy, le dijo que hiciese “caso” a Luis Bárcenas, y que él le respondió que se lo haría cuando se pudiera.

Explicó que la primera llamada del extesorero llegó en diciembre de 2004 o enero de 2005, para pedirle que adjudicara a Constructora Hispánica el mantenimiento de calles de Boadilla. “Le dije a Bárcenas que yo no conocía ese procedimiento”, ha añadido.

Relató que meses más tarde le llamó el líder de la trama ‘Gürtel’, Francisco Correa, para ofrecerle “100 millones de pesetas” a cambio de una adjudicación a una de sus empresas.

Y dijo que en septiembre de 2005 recibió otra llamada de Bárcenas, ha relatado, para preguntarle si había hablado con Correa. “Le dije que los técnicos ya estaban elaborando el informe y que Constructora Hispánica no iba de las primeras y que no se le podía dar el contrato”, señaló.

González Panero manifestó al juez De la Mata que en esas llamadas, el extesorero le “solía decir que las empresas en cuestión ayudaban al partido, colaboraban con el partido en campañas electorales”, que al PP le “interesaba que les fuese bien” y que “a ver qué se podía hacer”.

Para IU, que pidió la declaración de González Panero, “lo fundamental es que se corrobora que dentro del PP había una estructura organizada para ir impulsando diversos cohechos en el conjunto del Estado a nivel municipal, autonómico e incluso estatal” y que dentro de la formación se “tenía pleno conocimiento de estos hechos”, entre otras cosas, porque “diferentes personas lo habían denunciado”.