PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Zaplana recibe el alta hospitalaria y queda en libertad provisional

La juez del 'caso Erial' lo dejó en libertad el pasado jueves tras bloquearle 6,3 millones de euros en Suiza que él niega que sean suyosEduardo Zaplana, en una fotografía tomada unas semanas antes de ser detenido; ya se podía ver su deterioro físico debido a la leucemia que padecía.
|

El expresidente valenciano y exministro de Trabajo Eduardo Zaplana ha recibido hoy el alta hospitalaria y a partir de ahora los chequeos que precisa por la leucemia que padece se le harán en su domicilio.

Zaplana llevaba desde el pasado 18 de diciembre ingresado en el Hospital La Fe de Valencia, después de que en una de esas revisiones el médico detectara un empeoramiento de su salud debido a una bajada de defensas. 

PUBLICIDAD

Zaplana, que tiene 62 años, padece leucemia desde 2015, cuando se sometió a un trasplante de médula. Cada quince días se hace pruebas y recibe tratamiento.

PUBLICIDAD

Tras abandonar el hospital, se ha dirigido a la Ciudad de la Justicia de Valencia a firmar en el juzgado su libertad.

La titular del juzgado de instrucción número 8 de Valencia, María Isabel Rodríguez Guerola, que investiga el ‘caso Erial’, decretó el pasado jueves su puesta en libertad provisional.

PUBLICIDAD

Las razones no guardan relación con su estado de salud. La juez ha acordado su libertad provisional porque considera que se ha minimizado el riesgo de fuga al haberse bloqueado los 6,3 millones de euros que le atribuye en dos cuentas en Suiza, junto a los otros dos detenidos en el marco de este caso, el abogado Francisco Grau y el exdirectivo de Terra Mítica Joaquín Barceló.

La juez le ha impuesto medidas cautelares, como la retirada del pasaporte, la prohibición de salir del territorio nacional y comparecencias periódicas en el juzgado para firmar.

El exministro estaba en prisión provisional desde el pasado 24 de mayotras ser detenido en la ‘Operación Erial’ –aún bajo secreto de sumario- por presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.

PUBLICIDAD

Tras conocerse la decisión de su excarcelación, Zaplana lanzó un comunicado en el que negó tener cuentas en el extranjero, ni en Suiza «ni en ningún otro país fuera de España ni a mi nombre, ni al de terceros» y afirmó que tampoco ha cobrado «un euro en sobornos o comisiones ilegales» ni se «apropió» o «distrajo» fondos o activos relacionados con la administración pública. 

La defensa había solicitado ya cinco veces la libertad del exministro alegando, entre otras cuestiones, el “inexistente” riesgo de fuga dado su estado de salud.

PUBLICIDAD

A lo largo de los ocho meses que ha estado en prisión se han sucedido las voces que reclamaban su libertad por su delicado estado de salud. Ha recibido el apoyo de políticos del PP, PSOE, Podemos y VOX.

La familia de Zaplana pedía que “por razones puramente humanitarias» estuviera en un lugar que no pusiera en peligro su vida.

PUBLICIDAD

“Ya tendrá ocasión de defenderse de las acusaciones que se presenten contra él, pero aún no ha sido juzgado”, señalaba.

En su comunicado, el expresidente de la Generalitat valenciana ha dado las gracias a cuantas personas le han manifestado su apoyo en momentos tan complicados y a aquellos que preocupados por su estado de salud se manifestaron públicamente defendiendo su excarcelación.

«Jamás olvidaré estas manifestaciones privadas y públicas que se han producido en estos meses», ha subrayado.

«En virtud de esta deuda de gratitud y porque también se lo debo a los valencianos que en algún momento confiaron en mí, dedicaré todos mis esfuerzos a demostrar mi inocencia y a restaurar la honorabilidad de mi nombre y que mis hijas y nietos puedan llevarlo con orgullo”, ha prometido.

«Sólo espero que la enfermedad que padezco me conceda al menos el tiempo suficiente para cumplir con este postrer cometido», ha expresado.