PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Villarejo acusa a los fiscales de Tándem de ser ‘felpudo’ de Podemos y pide al juez instructor que investigue la relación

El excomisario José Manuel Villarejo, en prisión preventiva por el 'caso Tándem' desde noviembre de 2017 ha publicado hoy un nuevo comunicado en el que carga contra los fiscales de su caso y el vicepresidente Pablo Iglesias.
|

El excomisario José Manuel Villarejo ha cargado hoy contra los fiscales que le investigan en la Audiencia Nacional y contra el vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que acusa de urdir una “guerra sucia” junto a otros “capitostes” de su formación para “contaminar hasta el hedor la decadente política nacional y el proceso” en el que está encausado.

En un comunicado, difundido por su abogado, Antonio José García Cabrera, Villarejo, en prisión provional desde noviembre de 2017 por la macrocausa ‘Tándem’, pide al magistrado instructor, Manuel García-Castellón, que abra una investigación para esclarecer “cómo es posible que funcionarios del Estado -en relación a los fiscales del caso ‘Tándem’- operen impunemente como felpudo o alfombrilla del baño” de Podemos.

En concreto, pide al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional que investigue la relación de los fiscales anticorrupción Ignacio Stampa y Miguel Serrano con Podemos.

El excomisario se remite a las informaciones periodísticas que apuntan a que la exabogada del vicepresidente Pablo Iglesias, Marta Flor, manejó en el ‘caso Dina’ datos clave de la causa que le habrían proporcionado fiscales anticorrupción.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Villarejo considera que estas informaciones demuestran “por enésima vez la degradación de un proceso envilecido, sin reparar en métodos antidemocráticos”, que busca su muerte civil y, si es posible, la física.

Asegura que no se rendirá.

“¿Qué hechos y circunstancias necesita el señor instructor que se perpetren para, en el marco de la vapuleada teoría de la separación de poderes, abrir una investigación que esclarezca cómo es posible que funcionarios del Estado, operen impunemente como felpudo o alfombrilla de baño de un partido político?”, se pregunta Villarejo.

PUBLICIDAD

“¿Qué se tapa?”, añade.

El pasado viernes, la Fiscalía General del Estado (FGE) anunció que la Inspección Fiscal abriría actuaciones para comprobar determinadas informaciones publicadas en medios de comunicación que apuntan a una posible relación personal entre el fiscal del caso ‘Tándem’ Ignacio Stampa y una de las abogadas que intervenían en esta causa como acusación popular por Podemos, Marta Flor. 

El comisario se pregunta si “puede haber mayor descaro y desvergüenza que el de una fiscalía anticorrupción pidiendo que se cite a Dina Bousselham para que perdone a Pablo Iglesias” o que entienda que porque ambos compartían abogado ya hay perdón tácito.

PUBLICIDAD

“¿No se va a pedir el tráfico de llamadas y el posicionamiento de los teléfonos de los implicados? ¿Qué se teme? O lo que es lo mismo: ¿qué se tapa?”, incide.

PUBLICIDAD

García-Castellón retiró a Iglesias la condición de perjudicado en la pieza ‘Dina’, en la que se investiga el robo del móvil de su exasesora Dina Bousselham y el uso posterior de sus datos.

A lo largo de la instrucción ha quedado acreditado por declaraciones de testigos e informes policiales que la tarjeta SIM del móvil llegó a manos de Pablo Iglesias en enero de 2016 y que éste la retuvo durante meses, y que el contenido fue obtenido por Villarejo en abril de 2016.

El excomisario entiende que los fiscales del caso deberían volcarse en conocer la suerte de esa tarjeta en el tiempo que estuvo en posesión de Iglesias, y no en su persona.

“Los fiscales del caso que vuelvan más su ira y su sectarismo que su pericia o técnica o celo contra mi persona siguen corrompiendo a pasos agigantados nuestro Estado de Derecho”, señala Villarejo.

PUBLICIDAD

Además, apunta a que los detalles de “la ilegal colaboración” de Fiscalía con Podemos muestran cómo el partido de Iglesias lo usó en plena campaña electoral, la de abril de 2019, “para llegar al poder”.

El excomisario acusa a Iglesias de haber operado desde “las cloacas políticas que tan bien conoce, en España y en países hermanos de latitudes cálidas”.

Villarejo también manifiesta que el anterior instructor del ‘caso Tándem’, el magistrado Diego de Egea, sufrió ataques por medios “crueles e indignos” porque no se plegaba a las imposiciones de los fiscales anticorrupción.

El excomisario reconoce De Egea “un claro sentido de estado y visión”, ya que supo prever que de seguir el plan del Ministerio Público se iban a causar “daños generales a los intereses de todos y a instituciones básicas que sostienen el régimen constitucional actual”.

Añade que ese material sensible está ahora en manos del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de la Fiscalía Anticorrupción, y que “su acceso al mismo los convierten en intocables, pues conocen la actividad de las cloacas del Estado y de los distintos gobiernos de España desde hace más de 25 años, ‘El libro negro de la democracia española'”.

Villarejo indica que la causa general “es incontrolable”, y lamenta que haya caído en manos de fiscales que se mueven “por intereses partidistas”.

Recuerda lo que señaló en diciembre de 2018, que “como archivo de audio está en Internet y ahora se entenderá mejor”, cuando dijo que los fiscales del caso le habrían pedido a cambio de dejarle en libertad que les contara todo sobre las personas de nivel con las que tuvo relación; “y esto incluía, por supuesto, todo lo que conociera sobre cuentas y sociedades de nuestro Rey emérito”.

“Si alguien quiere hacer daño a la Monarquía son los que se abrazan con los abogados de Podemos cada vez que coinciden con ellos. Conmigo no cuenten. Allá ellos y su conciencia. Esta secta de iluminatis sólo busca destruir a la Corona a cualquier precio”, manifestó entonces el excomisario.

Este es el audio:

Villarejo está investigado en Tándem por los supuestos delitos de liderar una organización criminal, blanquear capitales y acometer cohecho y extorsión valiéndose de su condición de policía.

CS Y EL PP HAN PEDIDO LA COMPARECENCIA URGENTE DE IGLESIAS EN EL CONGRESO, MIENTRAS QUE VOX HA PRESENTADO UNA DENUNCIA CONTRA ÉL, FLOR Y STAMPA

Ciudadanos ha pedido que el vicepresidente Pablo Iglesias comparezca en el Congreso de los Diputados para aclarar qué hizo con la tarjeta SIM del móvil de su exasesora y si recibió información de la Fiscalía sobre actuaciones judiciales.

Quiere que el líder de Podemos deje de usar “la técnica del avestruz” y explique en una comparecencia parlamentaria sus “presuntos tejemanejes” con la tarjeta de su exasesora, ya que no contestó al portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal, cuando le preguntó por esta cuestión en el Pleno del Congreso la semana pasada.

“Tiene que responder si es cierto que en estos meses ha tenido la tarjeta del móvil de una persona, si la devolvió destruida y por qué, qué contenía para que hubiese esa voluntad de destrucción”, ha señalado la portavoz de la Ejecutiva de Cs, Melisa Rodríguez.

Asimismo, Rodríguez ha puesto en duda las afirmaciones que hacían desde Podemos hace unos años cuando aseguraban ser víctimas de “las cloacas del Estado” por un presunto espionaje organizado por la trama policial de Villarejo.

Ahora “queda claro que Iglesias hizo una campaña de la mentira y de la infamia”, adoptando una actitud “victimista”, y resulta que “a lo mejor las cloacas del Estado pueden no ser los demás, sino él mismo”, ha indicado.

El PP también registró el pasado jueves la petición de comparecencia de Iglesias en el Congreso, así como la de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado.

VOX presentó ayer una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción contra Pablo Iglesias; su exasesora Dina Bousselham, la abogada que en principio representó a ambos en la pieza ‘Dina’ del ‘caso Tándem’, Marta Flor; y uno de los fiscales de la causa, Ignacio Stampa.

Les atribuye seis delitos: denuncia falsa, falso testimonio y simulación de delito, estafa procesal, tráfico de Influencias y revelación de secretos, por el contenido de un chat privado entre abogados de Podemos en los que la letrada Marta Flor comenta determinada información que había obtenido del representante del Ministerio Público.