PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Josep Bou: ‘Mientras la Educación y la policía autonómica no estén controladas, Cataluña irá a la deriva’

El presidente de Empresaris de Catalunya denuncia que Marlaska "quite hierro" a lo que está pasando en esta comunidadJosep Bou, presidente de 'Empresaris de Catalunya', entidad que nació para alertar de las consecuencias económicas que acarrearía la secesión; mañana cumple cuatro años en esta cruzada. Empresaris de Catalunya
|

Josep Bou, presidente de Empresaris de Catalunya, habla sin tapujos con Confilegal sobre la situación que hay en Cataluña, con ataques como el sufrido por el juez Llarena en su vivienda, en los juzgados catalanes, comisarías, las sedes de los partidos constitucionalistas, y relata los que ha sufrido él en primera persona por defender la unidad de España.

Revela qué piensa de la actuación del Gobierno ante el independentismo, y explica cuál cree que sería la solución.

PUBLICIDAD

Sobre estas y otras muchas cuestiones conversa con Confilegal este empresario con 12 apellidos catalanes presidente de esta plataforma, que mañana celebrará su cuarto aniversario.

PUBLICIDAD

Empresaris de Catalunya nació en medio del miedo al boicot navideño. Fue gestada por un centenar de pequeños y medianos empresarios para luchar contra “la labor hecha por todos los gobiernos nacionalistas en escuelas, institutos y universidades, y contra la propaganda vertida en los medios de comunicación públicos catalanes”.

Desde su fundación, su misión es la de agrupar y dar voz a todos aquellos empresarios que apuestan por la unidad de España, denunciar “la política irresponsable e injusta del Govern de la Generalitat”, alertar de los estragos ocasionados por el ‘procés’ y de las consecuencias económicas que acarrearía la secesión”, para que la sociedad tenga una información “veraz”, frente al “mundo feliz” que promete el “oficialismo independentista”.

PUBLICIDAD

“Saldríamos de la UE y perderíamos la financiación del Banco Central Europeo; el Fondo de Liquidez desaparecería; el mercado europeo, por el efecto aduana y de arancel, se perdería en parte; la libre circulación de personas y capitales también desaparecería; habría fuga de capitales…”, alerta Bou que serían algunas de las fatales consecuencias que traería consigo la independencia para los catalanes.

Con pesadumbre y gran preocupación, advierte de que la deslocalización de empresas no para y que más de 5.500 empresas ya han sido “expulsadas” de Cataluña.

En este tiempo, Empresaris de Cataluña ha participado y realizado centenares de actos, también fuera de España. En noviembre de 2017 se plantó en el Parlamento Europeo para relatar cómo había perjudicado el expresidente catalán Carles Puigdemont a los empresarios, e informar de la terrible sangría económica que ha provocado el separatismo.

PUBLICIDAD

También fue a Berlín para alertar de ello, y recientemente lo ha hecho en Francia, en una zona en la que el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, fue recibido el pasado 31 de agosto con un lazo amarillo por el alcalde de Perpinyà, Jean-Marc Pujol, y donde regidores de otros municipios apoyan el proceso secesionista.

Ante la importante labor que desarrolla, la entidad ha sido galardonada con el premio ‘Catalanes por España’. Se lo otorgó la plataforma Espanya i Catalans.

PUBLICIDAD

En la actualidad, Empresaris de Catalunya la forman ya más de 400 empresarios. Aquí tiene a algunos de sus promotores, alertando de que “nos jugamos el pan”.

Alimento al que precisamente se dedica el presidente de la entidad. Es hijo de Jaime Bou, el fundador de las panaderías Bou, una empresa familiar que da empleo a más de cien trabajadores desde mediados del siglo pasado, y que Josep Bou preside en la actualidad. También es dueño de la promotora Bahía Franc.

¿Qué consecuencias le ha acarreado defender la unidad de España?

En Jaime Bou tenemos una caída de ventas de un 32% por el boicot a nuestros productos. Llegamos a tener un 32,5%.

PUBLICIDAD

En la fábrica he tenido tres asaltos importantes, de los que presenté  denuncias. La última vez nos cortaron los cables y nos quedamos sin producción. Ahora tenemos cámaras por todos los lados.

En otra ocasión, cuatro o cinco individuos encapuchados nos rompieron las ventanas de la fábrica a pedradas.

En el primer ataque cogieron un camión y nos reventaron una puerta. Entraron a la empresa y tiraron los ordenadores al suelo. Fue sólo para intimidar porque en el cajón tenía 4 o 5 mil euros en efectivo -ahora ya no-, y no se llevaron nada.

Otra vez entraron a las cinco de la madrugada a una de nuestras sucursales, golpearon al encargado y pintaron un lazo amarillo de dos metros dentro de la tienda.

¿La vivienda se la han atacado?

Sí. Destrozaron una cancela que tengo. La arrancaron. Costó más de mil euros el arreglo, aunque lo pagó el seguro. El buzón también lo reventaron con un petardazo, que arrancó incluso parte de la pared. Así es cómo han intentado amedrentarme los separatistas.

Con usted han pinchado en hueso…

Sí. Me he reafirmado muchísimo.

Marlaska afirma que aunque debe «preocupar» la crispación social en Cataluña, no hay que «generar alarmismo» con «sucesos puntuales». ¿Qué le diría al ministro?

Que más que puntuales son de punto seguido, y de punto seguido hacen una línea recta infinita. Son muchísimos ya los casos, y algunos bastante graves.

¿Como el ataque al domicilio del juez instructor del procés en el Supremo, Pablo Llarena?

Exacto. También fueron a una comisaría de policía y arrojaron pintura roja. Si a un juez del Supremo y a gente armada le hacen esto, ¿qué nos pueden hacer a nosotros? Esto hay que cortarlo de raíz.

Marlaska tiene que hablar más claro y dejar de quitar hierro a las cosas. Tendría decir que ha dado las órdenes pertinentes a la Guardia Civil y a la Policía Nacional y que pondrá los medios necesarios para que esto no vuelva a ocurrir.

¿Y qué piensa de que la Abogacía del Estado no haya acusado a los separatistas de rebelión?

Depende del Ministerio de Justicia. Ya he contestado.

Criticó que el TSCat descartara que Artur Mas fuera juzgado por presunta malversación por la consulta ilegal del 9-N de 2014. Ahora el Tribunal de Cuentas lo ha condenado a él y a 9 exmiembros de su Govern a pagar 4,9 millones de euros. ¿Satisfecho?

Siempre estamos satisfechos cuando la Justicia se aplica. Que se lo hubieran pensado, sabían lo que estaban haciendo, pero pensaban que el Estado no sería capaz. Calcularon mal.

¿La situación está peor que hace un año?

Peor no está porque una parte mayoritaria del pueblo de Cataluña ha roto su silencio y ahora sale a la calle a protestar contra la independencia. Nosotros hemos tenido bastantes afiliados de empresarios últimamente. Digamos que la moral está alta en estos momentos.

Si echamos la vista atrás 2 años, las calles eran de los separatistas.

Ahora podemos estar ante un escenario de escalada de violencia por parte del separatismo. Las juventudes de la CUP, Arran, y los CDR están actuando porque sienten que los dirigentes los han engañado y están frustrados. No sé si están dirigidos desde el Gobierno de la Generalitat porque Torra alentó a actos de asalto a la legalidad.

Los animó a apretar…

Torra tendría que salir a condenar públicamente estos actos y reprimirlos, porque si no van a crecerse. Esto fue lo que le ocurrió al anterior gobierno autonómico. Como en su momento no se le pusieron puertas al procés, se crecieron, y acabó la mitad del Govern en prisión y la otra mitad huido. Esto nadie lo deseaba, pero se lo han ganado a pulso. Lo que han hecho es muy grave.

-El Gobierno dice que no aplicará el 155 porque no ve razones para ello. Está con voluntad de «tender puentes y construir concordia». ¿Acaso los independentistas tienen voluntad de negociar?

Resulta patente la postura del Govern, cuyo único objetivo es la independencia. Lamento que el Gobierno se encuentre en una situación de negociación y de equilibrio continuo. Esto denota debilidad. Y hacer más concesiones al nacionalismo es un error histórico.

Creo que el PSOE sigue teniendo un alma española, pero está cogido de pies y manos. Está sometido porque si no hace según qué cosas se va a tener que ir de la Moncloa y claro, Sánchez y su esposa están encantados de estar allí, ¿pero en qué condiciones están?

Nos tienen rehenes a todos los españoles con una serie de partidos que son secesionistas. Cuanto más se ceda, más armas se les dará para que el proceso se engorde y lleguemos antes a la ruptura.

Mientras haya una deslealtad no puede darles ni agua, créame. Hablo del nacionalismo, no de Cataluña. A Cataluña se le puede dar un buen trato, escucharla, y hablar.

¿Qué tipo de gestos pide al Gobierno hacia esta comunidad?

El próximo 21 de diciembre el Consejo de Ministros se hará en Cataluña. Desde hace tiempo pedimos gestos de este tipo para que el Estado sea presente en esta comunidad. Tenemos grandes edificios, ¿por qué no trasladar aquí el Senado?

Pedimos que se cuente con los catalanes y que Cataluña se sienta querida. Gestos para que los catalanes se den cuenta de que vale la pena, y nosotros podemos contribuir muchísimo a engrandecer a España.

¿En qué ayudó el 155?

Salvó a Cataluña de una situación extrema, en la que, por ejemplo, en un solo día se fueron 268 empresas. Se van yendo 4 o 5 todos los días, alguno ninguna. El 155 vino a traer sosiego y tranquilidad a los mercados y a las empresas, y fue un error gravísimo quitarlo. Prueba de ello es que otra vez están abriendo ‘embajadas’, que cuestan 440.000 euros, mientras que en Sanidad hay unas listas de espera enormes.

Mientras la Educación y la policía autonómica no esté controlada, Cataluña irá a la deriva. Es cuestión de tiempo que vayamos a peor. Por eso, ¿a qué esperamos? ¿A que las cosas se recrudezcan más, haya más enfrentamientos y mañana, en vez de echar pintura roja a una comisaría que el color rojo sea la sangre de un guardia?

Parece que los separatistas creen que el Estado se va a doblegar. No lo hizo con ETA…

Si con casi 900 muertos que dejó ETA -yo vi algunos hasta físicamente, entre ellos algún amigo mío- ETA logró nada, ¿qué van a lograr ahora ellos? No conocen lo que es la nación española. El español es un ser de resistir, que sabe perfectamente que el que resiste gana.

Hace un año, el 3 de octubre de 2017, el Rey pronunció un discurso firme sobre la situación en Cataluña -con voz sosegada-, en el que acusó a los separatistas de «deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado» y pidió al Gobierno de Mariano Rajoy ejercer su responsabilidad… ¿Qué supuso este mensaje?

Dijo unas palabras maravillosas, a raíz de las cuales mucha gente en Cataluña dio un paso y salió a la calle a defender la unidad.

El 30 septiembre de 2017 fue el pistoletazo de la movilización ciudadana, un día antes del referéndum ilegal del 1-O. Después hubo otra el 8 de octubre, en la que salieron cientos de miles de personas, una movilización muy superior a la que los separatistas han conseguido, y otra más el 29 de octubre.

Como el Rey es la imagen encarnada de la unidad de España, a todos los que están a favor de un proceso de separación les molesta.

Hasta el punto de que lo han reprobado y piden la abolición de la Monarquía…

Sí. A mí lo que me molesta es que cuando al Rey le atizan no salga el Gobierno a apoyar al jefe del Estado. Si la segunda institución no protege a la primera, ¿qué Estado somos?

Ha presentado un recurso ante el Constitucional contra esa resolución que aprobó el Parlamento catalán, pero no ha sido lo suficientemente contundente para decir que el Gobierno va a apoyar al jefe del Estado. No puede dejar ningún tipo de dudas.

Estoy convencido de que Pedro Sánchez respeta al Rey y lo apoyaría más, pero está sujeto por todos los lados por Esquerra. Si gira la mano, se cae. Le puede hacer una moción y se va de la Moncloa. Habla, pero que no se enfaden mucho, lo mismo que Marlaska.

Sánchez tendría que haber convocado elecciones inmediatamente después de la moción de censura. Además, dijo que jamás tendría de compañeros de camino a estos impresentables que quieren destruir el Estado, y ha girado por su medro personal.

No sé si ha tenido en cuenta a su partido, porque puede quedar muy tocado. Quería ser presidente, ya lo es, pero veremos cosas para girar la cara.

Debería convocar elecciones cuanto antes.

¿Confía en ello?

Según el CIS de Tezanos, el PSOE ganaría las elecciones, pero el Gobierno sabe perfectamente que esto no es así. Hay mucha gente enojada con que esté gobernando con ellos con los enemigos de España. En su partido también y callan.

Si no se ve apretado no lo va a hacer, porque él quiere ser presidente del gobierno durante muchísimo tiempo.

Ya puede intentar hacer cosas como lo de reconocer Cataluña como nación, pero no podrá, en la Constitución está todo muy bien atado.

Empresaris de Catalunya alertó que la ANC pretendía crear una web denominada “Consum estratègic” para listar las empresas a favor de la independencia. Ya la han puesto en marcha

Le enviamos una carta solicitándole que abandonase la idea. No solo provocará boicot, sino también confrontación social. Y no sólo afectará a las empresas no nacionalistas, también a las nacionalistas. ¿De dónde sale el corcho de los tapones del cava de Sant Sadurní d’Anoia y el vidrio de las botellas?

Con esto crean malestar, y perjudican la economía y a trabajadores, porque si caen las ventas las empresas harán una reestructuración social.

Es impresentable que suceda esto en el mundo empresarial en Occidente en el siglo XXI, en una nación moderna como España.

¿Cuántas empresas han abandonado ya Cataluña?

En el último trimestre de 2017 cambiaron su sede social 3.208 y en el primero de 2018 otras 1.350, que suman 4.558.

En estos momentos son más de 5.500 las empresas expulsadas de Cataluña. Entre ellas una que nació en 1551, pasó “la Guerra de los Segadores”, la guerra dinástica entre los borbones y los Austrias, tres guerras carlistas, una primera república, una segunda república, la Guerra Civil y no se fue. Es Codorníu y se ha tenido que ir ahora para proteger sus activos.

Enumere las acciones del gobierno catalán que han arrastrado principalmente a esta decisión.

La inseguridad jurídica creada el 7 de septiembre de 2017 al aprobarse en el Parlamento catalán de manera antiestatutaria y anticonstitucional la Ley Fundacional de la República, que suponía instaurar de manera ilegal un nuevo régimen político y jurídico.

Afortunadamente el Estado de derecho actuó y en poco tiempo se restauró la legalidad gracias a la aplicación de un artículo Constitucional y al Tribunal Constitucional. Esa inseguridad jurídica que fue patente cuando se nos dijo que se nos iba a obligar a tributar en una agencia catalana.

Otro de los motivos fueron las declaraciones unilaterales de independencia del 10 de octubre y del 27 de octubre de 2017, porque implicaban automáticamente la salida de la Unión Europea. Las empresas no pueden permitirse estar fuera de la UE ni del euro.

Miles de particulares también movieron sus ahorros y depósitos de Cataluña ante la situación de incertidumbre creada…

El 17% de los depósitos, 31.500 millones de euros se fueron de los bancos catalanes fuera, y fue el detonante para que Banco Sabadell primero, y CaixaBanc después se deslocalizarán social y fiscalmente. Si no se hubieran ido estos dos bancos, le garantizo que en muy pocos días más, dos o tres, hubieran entrado en corralito.

¿Cuáles son las últimas cifras en cuanto a caída de la inversión extranjera?

En el primer trimestre de 2018 cayó un 62% respecto al año anterior, y en Madrid subió un 81%. No falla. De un sitio se va a otro. El PIB catalán crece este año por debajo de la media nacional y la previsión para 2019 es de un crecimiento dos puntos por debajo de la previsión para el conjunto de España.

Cuando el nacionalismo crece, la economía catalana baja. Ahora estaremos a un punto por debajo de Madrid. Cuando tengamos los datos de 2018 sabremos que por primera vez por lo menos desde 1979 Cataluña deja de tener el primer puesto en el PIB de España, cuando llegó a tener 35 puntos por encima de Madrid.

Barcelona también podría haber sido la sede de la Agencia Europea del Medicamento…

Con la Agencia Europea del Medicamento se hubieran creado entre 800 y 900 puestos de trabajo altamente cualificados. Teníamos preparado hasta el edificio en forma de supositorio, pero ante la inestabilidad política de Cataluña y por miedo a un ‘Catabrexit’, la Unión europea optó finalmente por situar la sede en Ámsterdam.

En la Ciudad Condal también perdimos 11 hoteles y la Barcelona World Race, la vuelta al mundo en vela.

De todos estos estragos que ha ocasionado el ‘procés’ en la economía catalana, de las consecuencias que tendría la secesión y de que “no es cierto que sea un procés pacífico” ha alertado en España y también fuera de nuestras fronteras, en Bruselas, en Berlín, y en Francia.

Hay que decirlo. En las seis grandes manifestaciones que han hecho los separatistas en Barcelona la imagen era de fiesta y no hubo agresiones, pero hay que decir que esta gente no es pacífica y que en los actos de la CUP y la ANC están gritando “viva Terra Lliure”, que fue un grupo terrorista.

Uno de los miembros de Terra Lliure actuó en el atentado de Vic en 1991 a la casa cuartel de la Guardia Civil, que dejó 10 muertos, cinco de ellos menores, y 44 heridos.

Por cierto, de 700.000 que llegaron a secundar las movilizaciones independentistas, a la última fueron 260.000, han perdido a dos tercios de personas en la calle.

También hay que contar que queman banderas de España, fotografías del Rey, que ha habido agresiones a estudiantes, ataques continuos a partidos –la sede de Ciudadanos próxima al Círculo Ecuestre no hay día que no lo tenga pintados o que le hayan tirado una pedrada-, ha habido ya alguna agresión por retirar lazos amarillos, lanzan estiércol a los juzgados, hay boicots a productos, agresiones por defender la selección española de fútbol

Su último acto fuera de España fue en el país galo, donde Torra fue recibido en agosto con un lazo amarillo por el alcalde de Perpinyà, Jean-Marc Pujol, y donde regidores de otros municipios apoyan el proceso secesionista. ¿Qué mensaje les trasladaron?

Que el nacionalismo es colonialista, y está tratando de colonizar la Comunidad Valenciana, las Islas Baleares y van a intentar colonizarles la parte norte del Pirineo, la Cataluña Nord. Alguno abrió los ojos.

300 curas y diáconos catalanes han lanzado una carta abierta a los obispos de España para que defiendan el diálogo, la justicia y el respeto para solucionar la crisis política de Cataluña, y advertir de la “gravedad especial” del juicio a los líderes independentistas. ¿Qué opina de esto?

No es posible que el obispo de Solsona hiciera un mitin político dentro de la catedral, ni que en diversas parroquias se apoye en separatismo. No puede ser porque eso es contribuir al enfrentamiento.

Al arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella, le expliqué lo que pensaba de dónde íbamos a parar, y que la Iglesia tiene que estar al margen de todo esto.

Y si hay un enfrentamiento, los culpables serán los que se han movido en la ilegalidad: Convergencia, el PDeCAT, Esquerra, Junts pel Sí, la CUP.

Si te callas y no dices nada, que es lo que pretende el mundo separatista, no habrá enfrentamientos, pero eso será el silencio de los cementerios, no vamos a ningún sitio después.

Hay que defender el estado de derecho y la libertad de los catalanes.

¿Confrontamos cuando decimos esto? Mire, no lo sé, pero si confrontamos estamos confrontando desde la ley, desde el amparo de la ley, nada más.

¿Podría compartir con los lectores de Confilegal un deseo para 2019?

Que la situación en Cataluña se llegue a normalizar, y que, como antes, la sociedad catalana vaya de la mano y ande junta. A veces discutíamos, pero siempre fuimos adelante.